Tomb Raider: Las aventuras de Lara Croft
Críticas
2,5
Regular
Tomb Raider: Las aventuras de Lara Croft

Una desinflada aventura a Japón

por Octavio Alfaro

Vimos a comienzos de este siglo a Angelina Jolie interpretar el papel de una aguerrida y fuerte mujer capaz sobreponerse a prácticamente cualquier obstáculo, pero ahora toca el turno a Alicia Vikander para meterse en este papel que se ha vuelto un clásico entre los amantes de los videojuegos, lugar de donde proviene la idea original de Tomb Raider: Las aventuras de Lara Croft .

En esta nueva adaptación, basadoen en el juego de consola estrenado en 2013, Lara Croft, una joven de 21 años de edad, se aventura en una misión para encontrar a su padre, quien desde hace siete años salió en busca de un misterio que había rastreado tiempo atrás. Pese a que la gente lo da por muerto, Lara se resiste a aceptarlo y tras buscar entre los papeles que dejó decide ir hasta Japón, específicamente a una isla de difícil acceso, lugar al que apuntan los últimos indicios de su amado progenitor. Es ahí donde su destreza física, habilidad en batalla, supervivencia y por supuesto su ingenio para resolver acertijos, muchas veces mortales, son puestos a prueba, en medio de un paisaje casi desolado pero envidiable por su belleza natural.

Tomb Raider: Las aventuras de Lara Croft  posee una trama que mezcla la aventura, la acción y el drama, pero que termina por ceder ante éste último, ya que la historia entre Lara y su padre termina por pesar más que el resto. Se antojaban más enigmas, que aunque sabemos de algún modo u otro resolverán por imposibles que parezcan, son intrigantes y logran mantener al público al borde del asiento. Tuvieron la excusa perfecta para colocarlos en varias ocasiones, pero no fue así.

Por otro lado Alicia Vikander, el nuevo rostro de la franquicia, se esfuerza por mostrar a una envalentonada e independiente mujer. Logra hacerlo cuando se trata de momentos de acción, pero en aquellos en los que era necesario que los sentimientos afloraran, no parece tener adentro con qué construir el conflicto interno que se supone está viviendo.

Obvio, existen aquellos momentos exagerados en el desarrollo de algunas escenas en las cuales el peligro es inminente, y como en todas las películas de este tipo, tienes que estar dispuesto a creer ciertas incongruencias y falacias para no perder el interés en la película. Tomb Raider: Las aventuras de Lara Croft es entretenida pero sólo por instantes, ya que en lugar de centrarse en las habilidades y personalidad de la arqueóloga aventurera, le dieron mayor peso a una historia carente de originalidad.

Back to Top