Mi cuenta
    Playmobil: La película
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    Playmobil: La película

    Diversión a escala

    por Octavio Alfaro

    Un vikingo con fuerza sobresaliente. Una chica tratando de ser un adulto; una imitación de James Bond; y una mezcla de mundos como sólo en la imaginación de un niño podría existir. Esto es a grandes rasgos un poco de lo que podrás encontrar en Playmobil: la película, cinta que tiene protagonistas de un par de hermanos: Charlie (Gabriel Bateman) y Marla (Anya Taylor-Joy), quienes de alguna forma se convierten en figurines de la marca y se embarcan en una aventura que rompe con la línea cronológica de la humanidad.


    Obviamente de los primeros pensamientos que saltan a nuestra mente es: ¿qué tanto se parece a las películas de Lego? No es un secreto que ambas compañías son competencia en el mercado de juguetes, pero ahora también en la pantalla grande. No voy a mentir, hay cierta similitud entre una y otra película, sobre todo en parte de las escenas del inicio, pero conforme avanza, Playmobil va adquiriendo su propia identidad, principalmente porque no puede recargarse en las licencias de productos, así que tuvieron que recurrir a un drama de búsqueda y referencias -a veces no tan sutiles- a ciertas franquicias y personajes populares.


    Guiños hacia Gladiador, Jurassic Park, Misión: Imposible y hasta las princesas de Disney son parte de una historia que al comienzo parece implementar a la fuerza el uso de su marca pese a la obviedad de los personajes. De hecho, algo que tampoco luce muy orgánico que digamos son los números musicales (al menos con doblaje al español). No son ritmos pegajosos ni tampoco las entonaciones de los actores de doblaje son las más sorprendentes, por lo que difícilmente saldrás tarareando los temas compuestos.




    Algo que sí disfrutan tanto niños como adultos es el humor.
    Son chistes inocentes, a veces recurrentes, pero que cumplen con el objetivo de hacer reír al espectador. Obviamente hay algunos que ni al caso, pero la mayoría de ellos hace entretenida la trama, en parte porque los personajes tienen caracteres distintos de forma muy marcada, por lo que se vuelven predecibles, pero no aburridos.


    También se puede notar el uso desmedido de cambios de apariencia en Marla seguramente con el objetivo de sacar mucha mercancía distinta sobre ella, por lo que los más pequeños querrán salir a comprar los productos, ya que sí hay un trabajo de marca distintivo que es difícil dejar de lado. Todo esto con el valor o moraleja que este tipo de filmes suelen traer; ya sabes, el típico mensaje que nunca está de más mencionarle a los niños y algunos adultos.


    Así que en resumidas cuentas Playmobil: la película funciona para entretener
    . Tiene coloridos personajes y locaciones; una historia condescendiente y de fórmula hasta cierto punto, pero que logra darle su sello distintivo y desapegarla en muchas cosas de Lego. Y quédate a los créditos, porque hay una escena extra.


     

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top