Calificar películas
Mi SensaCine
    Secretos de estado
    Críticas
    3,5
    Buena
    Secretos de estado

    Sobria, puntual y dramática

    por Iván Romero

    Basada en hechos reales sobre Katharine Teresa Gun, Secretos de estado sigue a la traductora del gobierno británico del cuartel de comunicaciones que filtró un mail clasificado en el que se exhibía la planeación para espiar a miembros de la ONU por parte de la seguridad nacional de Estados Unidos y Reino Unido, esto con el objetivo de acelerar la resolución e ir a la guerra contra Iraq en 2003, lo cual sabemos desafortunadamente como terminó.


    Lo que vivió Gun se convirtió en uno de los casos más sonados de aquella década debido al dilema moral que significó como ciudadana que quebranta la ley, específicamente la del acta de secretos oficiales. Esto por ende significaba ir a prisión, ya que sus acciones la habían convertido en espía y traicionera según el ojo gubernamental y también publico.



     


    El director Gavin Hood estrenó con buen recibimiento en 2016 el thriller político Enemigo invisible, protagonizado por Helen Mirren y Aaron Paul; ahora con Secretos de estado vuelve a demostrar el oficio que tiene para adaptar eventos políticos a un thriller efectivo. Obviamente se apoya en su protagonista, la siempre esplendida Keira Knightley, quien luce sólida y puntual con su interpretación.


    La actriz se documentó y entendió el material para bordar a un gran personaje cuyo dilema moral la atormentó desde un inicio y es que Katharine entendía que el memorando recibido era un tremendo chantaje para que la ONU votara por la guerra sin razón; por más que amara su trabajo y sabiendo del peligro en que se estaba metiendo, hizo lo que tenía que hacer.



    El filme no cae en manipulaciones, ni termina por ser chapucero
    a pesar de que en algún momento se pueden ver grabaciones reales de la verdadera Katharine al salir del juicio en el que estuvo involucrada, lo cual es un logro para Hood, quien hábilmente invita al espectador a reflexionar sobre los sucesos. ¿Gun hizo lo correcto? La guerra se llevó a cabo de todas maneras, pero la transparencia de lo sucedido cambió mucho las cosas en el gobierno, así como la manera de enviarse información.


    Knightley es la reina aquí, sin duda, pero el ensamble que la acompaña para nada desmerece;
    el buen trabajo que desempeñaron intérpretes como Ralph Fiennes, Matthew Goode, Matt Smith, entre algunos otros dotan de calidad al largometraje. Secretos de estado es sobria, puntual y dramática, pero se toma su tiempo para ir juntando las piezas de este rompecabezas histórico con una carga emocional elevada, especialmente en sus interpretaciones, lo cual la hace valiosa y sobre todo interesante.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top