Las horas más oscuras
Críticas
4,5
Imprescindible
Las horas más oscuras

El hombre detrás del héroe

por Cristina Ibañez

Atrapado entre las amenazas de los Nazis, Winston Churchill recorre las calles de Londres repletas de angustia y enojo después del bombardeo de la Luftwaffe. En aquel momento, el Primer Ministro de Gran Bretaña no era más que un hombre solo, con el peso del mundo en sus hombros. 

Tras la dimisión de Neville Chamberlaine, Churchill llegó al poder el 10 de mayo de 1940 y a pocos días de la toma de protesta, protagonizó el único fragmento de la historia en donde Inglaterra estuvo a punto de rendirse ante Hitler. Londres carecía de esperanza y él debía tomar una decisión que podía costarle la vida a más de 400 mil jóvenes soldados atrapados en las costas francesas de Dunkerque y Calais. El bullicio del parlamento londinense lo obligaba a rendirse o firmar un acuerdo de paz, pero sus convicciones triunfaron sobre sus inseguiridades y lo demás es historia. 

Bajo la piel del hombre que logró reunir a una nación y marcar el curso que tomaría la Segunda Guerra Mundial, está la sólida interpretación de Gary Oldman, quien logra meternos en la mente del mandatario para conocer la lucha interna que lo atormentó durante aquellos tiempos de guerra. Las horas más oscuras no está dentro del tono de héroe patrio, es más bien el retrato de las incertidumbres y traiciones políticas que Churchill tuvo que enfrentar para derrotar al despiadado frente nazi, que amenazaba con invadir Londres. 

La historia se cuenta desde de la perspectiva de Churchill a través de cada pensamiento que pasó por su cabeza en aquellos oscuros días de mayo y para lograrlo, Oldman necesitó primero de una transformación exterior, a cargo del esculturista Kazuhiro Tsuji, que requirió de entre 3 y 4 horas de maquillaje, un molde para engrosar su figura, una prótesis capilar y otra facial. Un total de doscientas horas para que Gary cumpliera con tan sólo el primer paso de su caracterización.

El siguiente reto fue interpretar a un Primer Ministro atormentado y al mismo tiempo inspirado. Oldman demostró que hasta detrás del más grande héroe, existe un hombre con miedos e inseguridades. A veces en decandecia, a veces motivado. Cada secuencia de la cinta nos lleva a la mente de Churchill y nos brinda la perspectiva de la guerra desde los altos mandos, los privilegiados. El director, Joe Wright, sigue la angustia de Churchill por las calles, dentro del búnker y hasta en la compañía de su esposa, haciendo de su conflicto moral el verdadero protagonista. 

El guión, a cargo de Anthony McCarten, no tuvo miedo en retratar la faceta de debilidad del 'Bulldog inglés' que durante dos años contuvo a los Nazis prácticamente solo y la historia desnuda, detalle a detalle, las memorias de Churchill que no se expusieron en ningún libro o documental durante décadas. Las horas más oscuras no retrata la iluminación de un hombre confundido ante el apoyo que recibe de su pueblo. Es una historia de claros y oscuros, la de un político acorralado que, en medio de una crisis, se dejó llevar por sus creencias y pasiones. 

Back to Top