Calificar películas
Mi SensaCine
    El proyecto Florida
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    El proyecto Florida

    Tan cerca y tan lejos de un sueño

    por Octavio Alfaro

    Vivir en Estados Unidos es una ilusión que muchos tienen pero no todos alcanzan. El famoso sueño americano desata una ola de esperanza hacia una vida cómoda, sin muchas preocupaciones y con el acogimiento del país más poderoso de la Tierra. Pero a veces no es necesario ir más allá de los mismos norteamericanos para saber que ese anhelo está lejos de cobijarlos, así como a la pequeña Moonee (Brooklynn Prince) y a su madre Halley (Bria Vinaite).

    Durante un verano soleado muy cerca de Walt Disney World, estos dos personajes viven en un hotel económico. La niña es todo un estuche de monerías y travesuras,que junto con su grupo de amigos se dedica a jugar y molestar –a veces voluntariamente- a los demás habitantes del lugar. Tiene una actitud retadora y prácticamente vive sin límites, ya que su madre no le presta la atención necesaria para educarla de una forma más convencional.

    Mientras Moonee explora el mundo, su mamá busca diversas formas de generar dinero para pagar la renta de la habitación y poder sobrevivir al demandante estilo de vida de Florida. Su despreocupada actitud y agresiva forma de responder ante situaciones adversas, la orillan a un punto cercano de la desesperación por no estabilizar su situación económica.

    Una historia cercana a la realidad de muchas personas no sólo de aquel país, sino de varios territorios más que buscan sobrevivir a la ajetreada rutina y reglas de la sociedad dominada por el dinero. Estar a unos pasos del sueño para muchos, como lo es una visita a Walt Disney World, y contrastarlo con una realidad más cruda nos hace caer en cuenta que la moneda siempre tiene dos lados.

    El problema de esta trama es que se vuelve repetitiva conforme avanza. Hechos que ya habían quedado claros vuelven a mostrarse con ligeros cambios pero la misma esencia, lo que termina por hacer tropezar a la cinta. Al final no sientes que la película te haya llevado hacia el descubrimiento de algo nuevo o al cambio personal de los personajes, sino que se estanca en explicar situaciones buenas que vistas de otro modo parecen malas.

    Vale la pena resaltar la actuación de la pequeña actriz Brooklynn Prince quien tiene mucho carisma y simpatizas rápido con ella. Su rebelde pero a la vez inocente forma de ser la hacen el punto medular de la narración y la clave para no perder la atención del público. Por otro lado a Willem Dafoe le es suficiente su sola presencia para hacernos creer en su papel, pero no hace una interpretación extraordinaria, y entonces ¿por qué lo nominaron al Oscar? Sólo los miembros de la Academia lo saben.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top