Calificar películas
Mi SensaCine
    Un amigo abominable
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    Un amigo abominable

    Divertida, aunque no entrañable

    por Iván Romero

    Las secuelas y el abuso de la nostalgia han reinado sobre las películas animadas estrenadas este año. Por eso la nueva producción de Dreamworks: Un amigo abominable parecía ser la opción fresca que viene a salvarnos de una fórmula que, aunque sigue generando mucho dinero, sin duda nos tiene cansados. La buena noticia es que la cinta sí genera nuevos personajes al imaginario de la animación, pero la mala es que por momentos se siente como un pastiche de filmes que hemos visto un sinfín de veces y, si bien tiene encanto, no es suficiente para que trascienda.


    La historia empieza con Yi, una adolescente que vive con su abuela y su madre en un departamento de Shanghái. Tiene pasión por la música, particularmente por el violín, heredado de su padre quien falleció años atrás. Una noche, mientras visita la azotea de su edificio para olvidar los reclamos de su madre, se da cuenta que tiene un visitante: ni más ni menos que un Yeti proveniente desde las montañas del Everest y secuestrado por un millonario y un grupo de individuos que quieren experimentar con la criatura. Yi y sus amigos se embarcan en una aventura para salvar al Yeti.


     


    Puede sonar pesimista, pero lo que más brinca al ver el filme son las obvias referencias a Pie Grande, de quien recientemente tuvimos un filme animado que incluso no estaba del todo mal y que fue completamente ignorado, y también a la saga de Como entrenar a tu dragón, lo cual se siente forzado, ya que es de la misma casa productora. Tan solo hace unos meses tuvimos la tercera y última parte de esta franquicia entrañable y encantadora, por lo que nos hace pensar que la idea de Mi amigo Abominable tan solo es la respuesta para posicionar una nueva saga con exactamente la misma fórmula y llenar los huecos que deja esta.


    Llama la atención que la técnica de animación ejecutada se siente un poco vieja
    . Los movimientos de los personajes están algo robotizados y muy por debajo de otras cintas estrenadas este año, por lo que contrario a muchas opiniones, la animación tampoco es el fuerte de la cinta.



    Pero Mi amigo Abominable no es un mal chiste, es un filme entretenido y la audiencia infantil lo va a disfrutar.
    ¿Tiene momentos adorables? Sí. ¿Hace reír? Sí, también. Tiene un buen timing de comedia en su versión en español y los pequeños de la casa terminarán enamorados, pero algo me temo, que al pasar de los días, la podrían olvidar. No ofrece nada más que pura diversión de fin de semana y esto es su mayor desventaja, porque franquicias con mayor peso y con mejor manufactura le pisarán con más fuerza que un mismo Yeti y la desaparecerán del mapa.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top