Mi cuenta
    ¡Hombre al agua!
    Críticas
    4,0
    Muy buena
    ¡Hombre al agua!

    Refrescante comedia

    por Claudia Llaca

    En el clímax de su carrera, y casi recién emparejada con Kurt Russell, Goldie Hawn estelarizó Hombre nuevo, vida nueva (Overboard), una comedia romántica sobre una millonaria que maltrata a un carpintero que sube a realizar arreglos a su yate. Por la noche, ella cae al agua accidentalmente y despierta al día siguiente en la playa, con amnesia. El carpintero decide darle una lección y la hace creer que es su esposa, y madre de sus tres hijos.

    Con el mismo título en inglés, pero titulada ¡Hombre al agua!  en México, Eugenio Derbez, como productor, decidió reinventar esta historia para la pantalla y traerla al siglo 21. El resultado es mucho mejor de lo cualquiera hubiera podido esperar. ¡Hombre al agua! es una comedia ligera y muy divertida, donde aunque el romance es parte primordial de la premisa, también se añaden subtemas y personajes que enriquecen la historia original.

    También presenta un cambio de roles que la hacen mucho más interesante y relevante para nuestra época. Eugenio Derbéz es entonces Leonardo Montenegro, un mirrey mexicano que pasa su vida entre alcohol, mujeres y fiesta. Anna Faris es Kate, una gringa de clase baja que reparte pizzas y limpia alfombras para mantener a sus tres hijas, mientras intenta titularse como enfermera. 

    ¡
    Hombre al agua! introduce también a una serie de personajes que le brindan mucho color a la historia, sobre todo por lo multicultural. Jesús Ochoa, Adrián Uribe y Omar Chaparro interpretan a un trio de albañiles que le mostrarán a Leonardo una perspectiva diferente sobre la vida. Cecilia Suárez es Magda, la hermana malvada de Leo, Mariana Treviño es Sofía, la hermana buena, y Fernando Luján el ‘Papi’ de los tres. A ellos se suman Mel Rodríguez, Eva Longoria, Swoosie Kurtz y John Hannah. El ensamble funciona de maravilla y sirve para mostrar como el par de culturas, en vez de colisionar, cada vez se entremezclan más, a pesar de muros y fronteras.

    A favor de la comedia  actúa también la excelente química entre Faris y Derbéz, un guion bien logrado que sabe tropicalizar los chistes para ambas culturas y un subtexto que satiriza las historias de las telenovelas latinoamericanas. Aunque la película toma la premisa de Hombre nuevo, vida nueva, resulta difícil compararlas, porque ¡Hombre al agua! termina por ser una obra diferente que lleva la comedia más allá de la anécdota, dotándola de mucha más substancia para convertirla en una excelente opción para pasar un muy buen rato.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top