Calificar películas
Mi SensaCine
    Estados Unidos Vs. Billie Holiday
    Críticas
    2,0
    Pasable
    Estados Unidos Vs. Billie Holiday

    El único aspecto que vale la pena observar es Andra Day

    por Rubén Peralta Rigaud

    Cada temporada de premios parece que estamos destinados a recibir una avalancha de biopics sobre íconos históricos conocidos, lo que brinda a los actores la oportunidad de hundir sus dientes en algunos de los roles más sustanciosos de toda su carrera y mostrar sus talentos dentro de los límites de una historia que atraerá más interés que el cine indie promedio. Cuando estas películas retuercen la forma cinematográfica o hacen uso de una estructura de historia innovadora, ciertamente pueden destacarse: vea Steve Jobs de 2015, Jackie de 2016 o Yo, Tonya de 2017. Sin embargo, cuando cuentan una historia estándar y sencilla, desde la cuna hasta la tumba, rara vez se elevan por encima de lo común y corriente y resultan completamente olvidables al final. Lamentablemente, Lee Daniels (Precious) con The United States vs Billie Holiday cae en esta última categoría.

    Si bien la película presenta una actuación poderosa de la cantante y compositora Andra Day, la narrativa en su totalidad no le es soporte, desafortunadamente, de su absorbente autenticidad y maravillosa musicalidad, por enfatizar los ritmos biográficos banales sobre una visión más intrigante de la historia de Billie Holiday y su legado duradero. El drama de Daniels no está exento de una furia fascinante contra la injusticia racial en Estados Unidos, pero nunca se fusiona por completo en un todo coherente cuando todo está dicho y hecho.


     



    Comenzando en el apogeo de la influencia de Billie Holiday en la industria de la música, The United States vs Billie Holiday se enfoca principalmente en la campaña del Departamento Federal de Narcóticos cuando arresta a Holiday (Day) por su abuso de drogas en un esfuerzo por silenciarla y evitar que cante la incendiaria “Strange Fruit” en sus conciertos, una canción que habla de la ira de los afroamericanos, pero que se presenta como una "declaración de guerra" para el gobierno de Estados Unidos. El agente federal Jimmy Fletcher (Trevante Rhodes) es asignado para seguir a la Sra. Holiday, pero a medida que la conoce le nace una culpa de traicionar a uno de los ídolos más queridos de su comunidad y, además, desarrolla una atracción hacia Billie de la que surge una aventura tumultuosa que pone a ambos en el camino hacia más confusión.

    A primera vista, The United States vs Billie Holiday parece una historia bastante simple. Está el romance cruzado entre Holiday y Fletcher y están los continuos agravios del gobierno con el poder de Billie sobre el público. Lamentablemente, la guionista Suzan-Lori Parks (Native Son) extiende esta tragedia mucho más allá de lo que es natural para la narrativa, por lo que resulta en una película demasiado larga y redundante.


    Andra Day es la protagonista de 'The United States vs Billie Holiday'.


    Además, The United States vs Billie Holiday simultáneamente lucha por incorporar a sus antagonistas; el Harry Anslinger de Garrett Hedlund, jefe de la Oficina Federal de Narcóticos, sólo utiliza la adicción a las drogas de Holiday y su relación romántica. Cuando cualquiera de esos dos problemas comienza a representar una causa menor para Holiday en un momento dado, es como si la película de repente recordara el rencor del gobierno hacia ella y este choque de alguna manera toma el centro del escenario nuevamente. También, estos adversarios nunca son más que los viejos personajes racistas habituales; nadie está exigiendo que se les otorgue tanta humanidad como a Holiday, de ninguna manera, pero cuando estos funcionarios del gobierno son meros enemigos que hacen girar el bigote, al estilo de los dibujos animados, es difícil tomarlos en serio o sentir que la película tiene sus raíces en el realismo en cualquier aspecto.

    La narrativa cae en los tropos tradicionales de biopic, sin embargo, de alguna manera todavía se siente aburrida mientras lo hace. Para mí está claro que los eventos en esta película no son auténticos y la historia pierde una voz distinta para guiar ese camino, enfocándose en otros aspectos de la vida de Holiday que simplemente no se presentan bien.


    Lee Daniels es el director de 'The United States vs Billie Holiday'.


    Esta es una película que está llena de diálogos y, desafortunadamente, el guion carece de verdadera pasión. Si bien felicito a los cineastas por abordar un tema como este, parece que hay algo que les impide ir con todo. A veces parece que la historia se sacrifica para mantener la película algo agradable para un público más general, pero eso crea un impacto negativo a medida que la trama se prolonga con el largo tiempo de ejecución y se queda sin cosas que decir.

    Lamentablemente, esta es una película bastante fácil de olvidar, especialmente porque se oculta entre las aspirantes al Oscar y demás premios. No tiene nada de especial, la escritura se vuelve insípida y el único aspecto que vale la pena observar es Andra Day. Si bien hay destellos de momentos fuertes dentro de la historia, no es suficiente para justificar un metraje de más de dos horas.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top