Calificar películas
Mi SensaCine
    Last Christmas: Otra oportunidad para amar
    Críticas
    2,5
    Regular
    Last Christmas: Otra oportunidad para amar

    La intención es buena, pero...

    por Iván Romero

    Aprovechando la temporada navideña, comenzó a invadirnos la oferta cinematográfica acorde a la celebración. El motivo claramente es económico, ya que la audiencia se encuentra ávida de consumir historias rosas, esperanzadoras y azucaradas; tal es el caso de Last Christmas. La vuelta de tuerca viene de parte del director: Paul Feig, irreverente cineasta estadounidense que nos ha traído clásicos de la comedia como Bridesmaids, Spy, el infravalorado reboot de Ghostbusters y la comedia negra Un simple favor.

    Con esta película le entra de lleno al chick flick y al parecer da un par de pasos atrás, ya que su sello no se ve ciertamente por ningún lado. Last Christmas narra la historia de Kate (Emilia Clarke), una joven insatisfecha cuya confusión constante la hace cometer error tras error en su vida sentimental. Un trabajo en la época decembrina la llevará a conocer a Tom (Henry Golding), con quien entenderá que el amor está lleno de grises y de pinceladas de color.


     



    Empezando por la premisa parece que Feig se remontó a la década de los 90, porque no pudiera sonar menos atractiva que otras comedias románticas del mismo vuelo. Sorprende que el guion esté coescrito por Emma Thompson, quien también actúa en el filme. Las buenas intenciones se agradecen, pero no son suficientes para estar por arriba de trabajos previos tanto de Paul como de Thompson.

    Como vehículo de lucimiento sin duda cumple el objetivo de darle más papeles a Emilia Clarke, pero quizá debería ir probando en otros géneros, porque parece que piensa que la comedia romántica será lo único que la aleje del personaje televisivo que la inmortalizó. Como pareja romántica del género, Clarke y Golding, desafortunadamente se quedarán en el olvido, ya que la trama no les permite ir más allá ni ser estos entrañables seres amorosos que encuentran una nueva oportunidad para amar.




    Un aspecto que vale la pena resaltar es el soundtrack ochentero lleno de canciones de George Michael, lo cual vitaliza en todo momento. Last Christmas tiene ritmo y para su público objetivo será un gusto, aunque está llena de intenciones mal logradas, lo cual quizá decepcione a los fanáticos del chick flick, pero algunos podrán ser permisivos y pasar un rato ameno.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top