Calificar películas
Mi SensaCine
    Luciérnagas
    Críticas
    3,5
    Buena
    Luciérnagas

    Inusual historia de amor en un inusual lugar

    por Carlos Gómez Iniesta
    Luciérnagas cuenta la historia de Ramin, un joven iraní que huye de la represión de su país subiéndose a un barco cargero sin saber que éste llegaría al puerto de Veracruz. Con poco dinero, sin conocer el idioma y nulas amistades, buscará regresar a algún país europeo más cerca del suyo, pero primero, tendrá que convivir con las actividades y gente del puerto.

    El protagonista es el actor iranoaleman Arash Marandi (Una chica vuelve a casa de noche) quien lleva en sus hombros la película entre largas escenas de espera, de nostalgía, de extrañar a su novio, con quien apenas puede comunicarse... Es en esos momento, en los que no "pasa nada", en el que vemos el temple de este actor cuyo oficio va creciendo conforme va destapando emociones e intenta conectar afuera, con sus incipentes amigos. 

    Una de esas personas es la encargada del hotel –Edwarda Gurrola, natural como siempre y quien es un gozo verla cuadro a cuadro–. El otro es Luis Alberti, quien interpreta a un exmara salvatrucha quien también está varado en Veracruz. Juntos, tendrán la escena más explosiva y significativa de la película. 

    La cinta destaca por la fotografía y por el retrato de un Veracruz que pocas veces se ha visto en el cine mexicano. Qué necesario es tener una directora, la iraní Bani Khoshnoudi, que no ha vivido en este país toda la vida para encontrar otros lugares y otras historias. Un crisol entre contenedores de mercancia, callejones oscuros y mercados que sirven para retratar la soledad y penurias de un migrante. Es quizá una narrativa en la que parece estancarse, que por otro lado, es su forma de retratar las largas pausas y esperas causadas por no ser nadie en otro país. 

    La directora se ha preocupado por los efectos de la migración desde los inicios de su filmografía. Y vaya que este tipo de cintas son necesarias para los momentos que hoy vivimos. Es entender que cada persona se mueve de su territorio por razones diferentes y tienen historias diferentes. Es también, esperanzadora, para aquellos que están atorados en un lugar donde pareciera todo jugarles en contra... pero que, por algún giro del destino alguien o algo les hará encontrar aquello que no podían haber encontrado en su país.  

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top