La música de mi vida
Críticas
2,5
Regular
La música de mi vida

Springsteen, la única salvación de la película

por Tamara Cuevas

“En esa música había potencia, una potencia que parecía pertenecer, por derecho propio, a todos los chicos flacuchos, gordos, feos, tímidos...los perdedores del mundo”, así describe Stephen King al rock n’ roll en ESO, publicado en 1986. La música de mi vida tiene todo ese espíritu y como cauce utiliza la música del más grande músico de Estados Unidos: Bruce Springsteen, alias El Jefe. 


Dirigida por Gurinder Chadha (Bend it like Beckham, 2002), La música de mi vida cuenta la historia de Javed, un adolescente pakistaní creciendo en Luton -- una pequeña y aburrida ciudad en Inglaterra -- en pleno auge del Thatcherismo, con las calles inundadas de xenofobia y desempleo. Su infancia no fue fácil y el fantasma del patriarcado que acosa a su familia significa su mayor obstáculo en la vida, pues su padre toma las decisiones por él, así como lo hace con los demás integrantes de la familia. 



Teaser 'La música de mi vida'

 

 


La película está basada en el libro autobiográfico del periodista y literato, Safraz Manzoor, Greetings from Bury Park (el título es una referencia al primer álbum de Springsteen con la E Street Band, 'Greetings from Asbury Park') en el que relata cómo su vida cambió radicalmente luego de ser introducido a la música del Jefe. Hasta ahí, todo este cuento no suena empalagoso por dos razones: la mayoría de nosotros tiene una conexión especial con la música, la segunda razón es, claramente, la genialidad y el poder en las letras de Bruce Springsteen


Gurinder, siendo una fanática de hueso colorado del Jefe, construyó esta producción alrededor de la música de su ídolo y se nota cuando ciertas secuencias de la película (que curiosamente son las más poderosas) encajan a la perfección con el soundtrack. La batalla interna y externa de Javed es reforzada con 'Dancing in the dark', para cuando nos dice que está harto de ser lo que le han impuesto culturalmente, y con 'The Promise Land' como ejemplo de la desesperación que siente por convertirse en todo lo que siempre ha soñado. 




La fórmula de La música de mi vida funciona, sí, pero decepciona en muchas otras cosas. Funciona porque es la clásica historia sobre los dilemas existenciales de un adolescente, de lo pesimista y esperanzador que es el futuro a esa edad, pero se tropieza en los momentos de la historia que se supone deben ser crudos y desgarradores. Teniendo en cuenta que Bruce Springsteen ha hablado sobre dichas situaciones en gran parte de su discografía, es difícil que no se haya encontrado un tono apropiado para desarrollar estas escenas de manera que causaran un efecto mayor en el espectador.


El error de la cinta es que no puede hacerle justicia a la música del jefe por completo, y convertir en diálogo algunas líneas de las canciones para insertarlas dentro de la acción lo empeora todo, convirtiendo secuencias que pudieron ser significativas en algo ridículo, soso e incómodo. No obstante, la cinta resulta encantadora cuando se lo propone y, sobre todo, esperanzadora, que es también parte del mensaje que ha difundido El Jefe a través de sus canciones. 


A pesar de las buenas o malas reseñas de la prensa, Gurinder puede dormir tranquila porque Bruce Springsteen le ha expresado en persona lo encantado que está con La música de mi vida y, siendo honestos, creo que esa es la única crítica que a mí me importaría si fuera ella.  

 

 

Back to Top