Calificar películas
Mi SensaCine
    Emma
    Críticas
    4,0
    Muy buena
    Emma

    Una Emma inolvidable

    por Iván Romero

    Jane Austen tiene un significado invaluable para todos los románticos, soñadores y amantes de la literatura inglesa; la cantidad de novelas publicadas de la autora británica, así como sus cuentos cortos, realmente no fueron muchos, pero cada uno de los personajes inmersos en sus universos son conocidos en un sinfín de idiomas y se han adaptado tanto en formato de miniserie como al cine numerosas veces. Versiones contemporáneas o distorsiones de sus novelas convertidas en relatos de horror, el material de Austen sigue siendo propicio y oportuno para contarlo de nuevo y llevarse a nuevas generaciones.

    Las novelas de Jane se caracterizan por contar historias llenas de ironía, situadas a principios del siglo pasado o incluso un poco antes, con figuras femeninas sólidas y aguerridas como protagonistas, llevando su crítica más allá del conservadurismo del que muchas veces fue tachada, a retratos sobre mujeres cuya candidez acerca del compromiso, el matrimonio y su representación en sociedad tienen actualmente una influencia pertinente y que no caduca.


     



    Es indispensable hacer cualquier tipo de introducción al referirse al trabajo de Austen, ya que Emma, la nueva película inspirada en una de sus obras, merece eso y más. La cinta es dirigida por la fotógrafa y ahora cineasta Autumn de Wilde, quien debuta tras las cámaras de una ficción después de haber tenido una larga carrera en la realización de videos de artistas del calibre de Beck o Florence + the Machine. Ella escogió Emma como su opera prima, ya que es su novela favorita de Austen y la que consideraba no tan presente con la gente, a pesar de tener dos adaptaciones en los noventa: una homónima y protagonizada por Gwyneth PaltrowToni ColletteEwan McGregor en 1996 y otra un año antes modernizada bajo el título de Ni idea, con Alicia Silverstone en el rol principal.




    Casi dos décadas y medias después llega una nueva adaptación escrita por Eleanor Catton (The Luminaries): Emma, con un elenco conformado por un grupo de intérpretes que en los últimos dos años han estelarizado grandes proyectos y son fuertes promesas: Anya Taylor-Joy, Johnny FlynnJosh O’Connor y Mia Goth. La historia se sitúa en 1800 y narra las peripecias de Emma (Taylor-Joy), una joven de buenas intenciones que se pone como proyecto personal emparejar a todo su entorno, sin pensar que en cualquier momento la que cae enamorada es ella.

    Emma es, en pocas palabras, encantadora, elegante, cálida; un enorme pastel del que comes y sonríes. Visualmente lo que le aporta Autumn es indescriptible. Algo que la versión del 96’ no puede presumir y aquí se lleva un gran logro es el diseño de arte, el cual es exquisito. Un nivel de detalle en la ambientación, así como en cada uno de los sets de grabación, contando con un vestuario maravilloso y una propuesta musical cautivadora. Sin chistar, podría ser una heredera de la María Antonieta de Sofia Coppola o de algún universo de la mente maestra de Wes Anderson, pero el enfrasque no sólo es el que brilla, sino muchos aspectos más.




    Anya Taylor-Joy no basta decir que es una gran estrella y que la cámara la ama, porque lo hemos comprobado varias veces, curiosamente más en el género del horror y el suspenso. Aquí la comedía le sale a la perfección y su Emma es todo un deleite. Se divierte, es sarcástica y seductora sin querer serlo, ya que la protagonista no intenta conseguir un beneficio propio al comienzo. Su camaradería con el personaje interpretado por Mia Goth es sobresaliente y su relación con su padre, a quien le da vida el estupendo actor Bill Nighy es entrañable a más no poder.

    Tanto Johnny Flynn como Josh O’Connor complementan a Taylor-Joy como los pretendientes en cuestión, pero es el primero con quien la química echa chispas. Esperamos que Emma sea consumida y amada para la generación millennial, pero los fans de Austen, sin exagerar, estarán enamorados de uno de los filmes clásicos con más corazón del 2020. Una película necesaria para estos tiempos de incertidumbre y una Emma inolvidable para la memoria colectiva.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top