Loco por ti
Críticas
2,5
Regular
Loco por ti

Intenciones diluidas entre píldoras

por Tamara Cuevas

Hank (Jaime Camil) es un exitoso empresario, dueño de una empresa de colchones, que aunque parece perfecto tiene un defecto (según los guionistas de la película): libra una batalla contra su salud mental. Síndrome de Tourette, aracnofobia, bipolaridad son algunas de las condiciones que han tenido a Hank medicado durante casi toda su vida, y demasiado inseguro para formalizar una relación con alguien. 


Aunque Loco por ti, dirigida por Diego Kaplan, es una película cuyo objetivo es ininiar una conversación sobre la salud mental, sigue siendo, intrínsecamente, una comedia de chico conoce chica. Hank encuentra de nuevo en cúpido gracias a Jess (Sandra Echeverría), una publicista con expectativas muy altas en el amor, nivel el príncipe azul aún existe. La química brota luego del primer encuentro en la tienda de colchones de Hank y pronto la pareja se ve viajando a una isla paradisíaca por un retiro de trabajo de Jess. Todo va bien hasta que el apuesto Hank olvida su coctel de medicinas en casa, entonces lo que se esperaba fuera un viaje de ensueño, se convierte en un verdadero infierno para ambos. 

 



La salud mental es un tema delicado para abordarse en una película de comedia, no porque sea algo malo, sino porque, de no sentar bien las bases de sus intenciones, hay mucho espacio para las malinterpretaciones. Loco por ti intenta esquivar estos obstáculos con una comedia que, en realidad, resulta un poco sosa y floja. No obstante, Jaime Camil y Sandra Echeverría se desenvuelven en sus papeles con cierta naturalidad que hace más llevadera la película.


A pesar de tener a grandes de la comedia norteamericana, como Jason Alexander y Brian Baumgartner, Loco por ti encuentra su punto más fuerte en el elenco mexicano conformado por Luis Arrieta, Ana Belena, Daniel Tovar y Juan Soler. Sin embargo, es con la actriz Mónica Huarte, desempeñando el papel de la recepcionista en el hotel de la paradisíaca isla, que nos llega el mensaje más importante de la película: la tolerancia. En una secuencia que no revelaré, Loco por ti deja vislumbrar sus verdaderas intenciones, que, lamentablemente, terminaron opacadas por una comedia y un final feliz forzado.    


La cinta es producida por Lionsgate y Televisa JV Pantelion, empresas detrás de éxitos taquilleros como Hombre al agua y No se aceptan devoluciones. Loco por ti (que en inglés lleva por título My boyfriend's Meds) estrenará en Estados Unidos la próxima semana con la esperanza de superar en taquilla a los productos marca Derbez, veamos si lo logra. 

Back to Top