Calificar películas
Mi SensaCine
    Mucho mucho amor: La leyenda de Walter Mercado
    Críticas
    3,5
    Buena
    Mucho mucho amor: La leyenda de Walter Mercado

    Una celebridad que aún perdura en la actualidad

    por Iván Romero

    Hay figuras que marcan una generación, ya sea por su música, letras impresas, imágenes en la pantalla grande o chica, entre muchos escenarios más tanto creativos como políticos. Actualmente gracias a la saturación de las redes sociales, hay “personalidades” que salen de la nada y se hacen virales, algo que en décadas atrás era mucho más orgánico y genuino. Estas características y muchas más las tuvo un puertorriqueño que dejó un legado de increíble positivismo en el mundo y en resumen sólo por dar los horóscopos en un canal de televisión de habla hispana. Hablamos de Walter Mercado.

    Quizá lo anterior suene reduccionista, ya que el trabajo de Mercado no sólo era eso, fue astrólogo, bailarín, actor, escritor y, sobre todo, una celebridad que llenaba estadios, daba conferencias y hacía que la familia se sentara unida frente al televisor cuando sus cápsulas en la cadena Univisión se transmitían. Fue parodiado a la par de ser homenajeado en vida, escribió libros y era amigo de artistas, actores y políticos de un sinfín de países. Creó unión entre los países hispanoparlantes y Estados Unidos, cuya comunidad sólo entendía inglés. Walter usaba enormes capas, era excéntrico, exagerado en su vestir y en su peinado y nunca hubo un discurso negativo. En sentido estricto y literal: emanaba luz.




    De pronto Mercado desapareció por varios años y en 2019 falleció a los 87 años, volviéndose una leyenda entorno a todo lo que representó para tanta gente, así como para la industria de la comunicación. Ahora, después de haber pasado por el Festival de Cine Sundance a principios de año en donde cosechó buenas críticas, llega a Netflix el documental: Mucho, mucho amor: La leyenda de Walter Mercado, de los directores Cristina Costantini (Science Fair) y Kareem Tabsch (The Last Resort). Realmente la palabra ideal que describe el estreno es: oportuna. Justo cuando el mundo está de cabeza y vivimos uno de los eventos más críticos en la historia, llega esta película para hablarnos sobre la actitud, el temple y, sobre todo, del amor.

    Mucho, mucho amor: La leyenda de Walter Mercado está estructurada de forma inteligente por medio de cartas de tarot (simbólicas claramente) para dividir los pasajes más importantes en la vida del astrólogo. El material seleccionado por Constantini y Tabsch es valioso, ya que ambos estuvieron con Walter viviendo un largo tiempo justo unos meses antes de que falleciera. Esto deja un halo de melancolía. El documental de cierta manera prometía averiguar qué fue lo que pasó durante el tiempo de la ausencia de Mercado, pero ahí falla, porque realmente nunca lo resuelve y particularmente porque adolece de un clímax narrativo o un drama intenso. Se deja entrever que lo visto en la película es lo que quería Walter. Incluso en sus momentos más vulnerables el protagonista se ve fabuloso, justo como lo recordábamos en televisión.




    Hay momentos muy interesantes, sobre todo aquel en el que se dan cuenta, gracias a la visita de una celebridad a Mercado, que Walter no es un desconocido para las generaciones actuales, y que hay memes, gifs y stickers, y que las grabaciones que hay de sus cápsulas en YouTube, por ejemplo, son consumidas en la actualidad, lo que denota que el astrólogo se convirtió en una leyenda y a pesar del paso del tiempo su imagen se mantiene en el colectivo con respeto, nostalgia y admiración. Esto es lo que logra el documental, dejarnos con esa imagen de Mercado, reforzándola con cada pasaje, dejando a un lado el escándalo o la burla que pudo haber sentido por su excentricidad. A Walter aparentemente eso no lo importaba y se vuelve un ejemplo para quien vea esta producción.

    Adjetivos sobran en el documental, de la misma manera que Walter Mercado se expresaba al dejar un mensaje para la teleaudiencia en cada uno de sus programas o conferencias. Si buscan el lado oscuro del astrólogo aquí no lo encontrarán. Podrán ver testimonios de Eugenio Derbez, Lin-Manuel Miranda, el conductor Raúl de Molina, el periodista Jorge Ramos y varios familiares que formaron parte importante de los últimos años de la celebridad. El futuro alcanzó a Walter, pero tal como lo dicen los directores del documental, él estaba adelantado a su tiempo y ni la traición de algún ser querido, que en algún momento se aborda, ni el cuestionamiento hacia su sexualidad, explota, porque esto no decía nada de la luminosidad con la que vivía. Mucho, mucho amor: La leyenda de Walter Mercado es un homenaje y una biografía ceremoniosa para alguien a la medida como el astrólogo.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top