Calificar películas
Mi SensaCine
    365 días
    Críticas
    2,0
    Pasable
    365 días

    Más pasión que historia

    por Octavio Alfaro

    Han pasado cinco años desde el estreno de Cincuenta sombras de Grey, película que causó revuelo por su temática que envolvía constantes encuentros sexuales y pasionales entre sus dos protagonistas. La trama se basa en los libros escritos por E.L. James y, aunque al principio fue un fenómeno, poco a poco perdió fuerza. Pues bien, en Polonia se dieron a la tarea de realizar su “propia versión”, ya que muchos han comparado a 365 DNI con la antes mencionada trilogía cinematográfica, debido a que también está basada en una saga literaria con mucha intimidad.

    365 DNI está disponible en Netflix, aunque no es una película original, sino que la incorporaron a su catálogo de varios países en donde está disponible, lo que ha traído éxito al largometraje. Su historia sigue a Laura (Anna Maria Sieklucka), una chica exitosa en lo profesional, pero que tiene problemas en su relación de pareja, ya que ha llegado la monotonía. Para tratar de revitalizar esta parte, ambos se van de vacaciones y es ahí cuando la vida de la protagonista cambia, porque en su camino se interpone Massimo (Michele Morrone), líder de un grupo mafioso en Sicilia y que se obsesiona con la mujer por un evento previo.


     



    Por lo anterior, Massimo decide secuestrar a Laura y le dice que tiene 365 días para enamorarse de él, por lo que comienza una serie de situaciones en la que ella tendrá que involucrarse por “la fuerza”. Mientras esto ocurre, hay varios encuentros sexuales entre los protagonistas, por lo que la trama justo está aderezada por estas escenas pasionales. Sin duda, un relato que enaltece el síndrome de Estocolmo, en el que la secuestrada comienza a empatizar con su captor, por lo que este elemento ha sido parte de la controversia que ha despertado 365 DNI.

    Dejando esa polémica a un lado, la historia de la película en realidad no tiene nada de original. El encanto y morbo que han despertado es justo por las pasiones desenfrenadas de los protagonistas, pero si quitamos este elemento queda una trama previsible y vacía, que no aporta nada nuevo al drama y que se olvida de utilizar herramientas que había presentado, como el aspecto del negocio del chico o las conexiones de la chica.




    Algo a mencionar es que ni Michelle ni Anna son carismáticos; ambos tienen semblantes y personalidades duras, por lo que es difícil empatizar con sus personajes, aunque eso sí, los dos tienen físicos envidiables, razón por la que los eligieron protagonizar la película. En cuanto al aspecto técnico se nota el esmero que pusieron, sobre todo para darle realismo a las escenas sexuales.

    365 DNI es más un producto visual que dramático. Deja abierta la puerta para una secuela, pero realmente su éxito es más por el morbo que despierta ver las secuencias íntimas que por la historia que plantea.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top