Mi SensaCine
    'Pienso en el final': ¿Qué significa el inquietante final de la nueva película de Netflix?
    Por Tamara Cuevas — 4 sept. 2020 a las 15:20

    La nueva película de Charlie Kaufman llegó a Netflix y no se hicieron esperar las reacciones sobre la confusión que causa el final. Aquí te contamos, con ayuda de la novela en la que está basada la cinta, a entenderlo por completo.

    Septiembre comenzó con la llegada a Netflix de Pienso en el final, marcando así el inicio de la carrera que el gigante del streaming comienza hacia la temporada de premios con varias producciones originales. La película está dirigida por Charlie Kaufman (Anomalisa, 2015) y protagonizada por Jessie Buckley y Jesse Plemons, acompañados por Toni Collette y David Thewlis.

    Pienso en el final está basada en el thriller homónimo de Iain Reed, quien incursionó en el género con esta novela publicada en el 2016. Las reseñas de los críticos alabaron en Im thinking of ending things la construcción tan vívida de atmósferas amenazadoras e inquietantes (algo que no pudo conseguir el best-seller de La mujer en la ventana, que también será adaptado al cine con Amy Adams en el protagónico) y porque es a través de un thriller que Iain abordó temas importantes como las enfermedades mentales, las conexiones humanas y el mundo de las relaciones amorosas de una manera que se alejaba de los lugares comunes y que a lo largo de 210 páginas jamás renunció a su premisa inicial: causar preguntas incómodas en el lector. 

    Esto mismo sucede con la adaptación al séptimo arte de Charlie Kaufman, muestra de que solo un cineasta y guionista como él era capaz de hacerle justicia a la compleja historia de Jake. Si no has visto aún Pienso en final, será mejor que regreses a este texto después de haberla visto en Netflix, pues habrá spoilers de aquí en adelante. 

     

    ¿QUÉ PASA CON JAKE, LUCY Y EL HOMBRE DE INTENDENCIA EN PIENSO EN EL FINAL?

    Como vimos en la cinta, Jake y Lucy viajan en carretera hacia la casa de los padres de él. La noche debería ser especial, pues es la primera vez que Lucy conocerá a sus suegros y al lugar donde creció su novio, sin embargo, ella piensa en el final desde el primer minuto que conocemos su historia. Continuamente repite "I'm thinking of ending things" y lo asociamos inmediatamente a la relación amorosa en la que está atrapada, aunque estamos bastante lejos de saber qué es eso que quiere terminar. 

    A medida que se desencadenan los hechos, Kaufman va plantando pistas que indican amenaza, aunque no sabemos muy bien de dónde proviene. Asimismo, el diáologo de los personajes (por ejemplo, cuando se habla de la ipseidad, término filosófico que se asocia a la idea de sí mismo) nos impulsa a pensar que esta historia, en realidad, tiene solamente un personaje: Jake. La sospecha se hace más fuerte cuando Lucy se mira a sí misma en una vieja foto de Jake cuando era niño.

    Poco a poco, tanto el autor como el director, empiezan a desvelar que Lucy es producto de la imaginación de Jake. En el libro la idea está mucho mejor explicada, Lucy (que no tiene nombre en la novela) fue una chica con la que Jake se cruzó en un bar cerca de la universidad pero jamás logró entablar una conversación con ella por su extrema timidez e inseguridad.

    La historia que nos presenta Pienso en el final es lo que Jake imaginaba que podría haber pasado en su vida si hubiera sido lo suficientemente valiente para invitar a Lucy a salir. Pero, además, Jake permite que sea Lucy quien cuente la historia de cómo terminan las cosas para él.  

    Ahora que está aclarado que la mujer es producto de la imaginación de Jake, y que están relacionados de manera intrínseca porque son la misma persona, podemos aclarar quién es el hombre de intendencia.

    Pienso en el final tiene dos historias: la de Lucy y Jake, y la de un hombre desconocido que hace la limpieza de los pasillos de una escuela. Al principio pensamos que es él quien acosa a Lucy por teléfono, pero este sujeto es una versión mayor de Jake. Lo sabemos, entre otras cosas, porque lleva puesta la misma camisa que Lucy encontró en el sótano de la granja. Además, cuando éste encuentra a Lucy en la escuela, le ofrece unas pantuflas como las que le ofreció Jake al principio de la película.

    Este encuentro es sumamente importante en la narración, pues es el momento de redención del personaje: Jake no era un acosador, nunca existió el acosador. Jake es un hombre con una enfermedad mental, con problemas para relacionarse con los demás, que jamás pudo hablarle a la chica de la que se enamoró en un bar. 

    Pienso en el final cierra con una surreal presentación musical, posterior a la entrega de lo que parece ser el Premio Nobel hacia Jake. Entonces él recita una canción que deja entrever lo que este hombre deseó toda su vida, y que refuerza la idea de que todo lo que vimos lo imaginó: "Y un sueño empieza a danzar en mi cabeza. Y todas las cosas que deseo resultan haciéndose realidad."

    Este momento jamás ocurre en la novela. Lo que sí ocurre es el suicidio de Jake y un diálogo entre personas, de quienes desconocemos su identidad, que nos indica que lo que acabamos de leer es el diario de Jake y que, de preferencia, debe ser leído de atrás hacia adelante. 

    facebook Tweet
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top