Calificar películas
Mi SensaCine
    Proyecto Géminis
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    Proyecto Géminis

    ¿Estamos viendo doble o se nos metió un poco de CGI al ojo?

    por Cristina Ibañez
    ¿Qué pasaría si tuvieras la oportunidad de encontrate con una versión más joven de ti? ¿Le advertirías que no cometa los mismos errores que tú o -random- preferirías asesinarlo? En Proyecto GéminisWill Smith tendrá que tomar la decisión de salvar la vida de su clon -20 años más joven que él- o, matarlo, debido a que es un letal francotirador y, por ende, un verdadero peligro para la sociedad. 

    Henry Brogan (Smith) es un asesino a sueldo - el mejor de todos- a quien se le contrata para matar a la gente más peligrosa e influyente. Tras años de vivir para asesinar, Henry desea retirarse, pero dejar este turbio oficio atrás no le será nada fácil, pues en su última misión tendrá que enfrentarse con el enemigo más peligroso: él mismo. Brogan tiene que descubrir quién y por qué ha enviado a su propio clon para asesinarlo, al mismo tiempo que su vida pende de un hilo debido a que su otra versión no siente ningún tipo de dolor, es mucho más joven y tiene las mismas habilidades que él pero desarrolladas al 100 por ciento.

     

    Gemini Project es un ambicioso proyecto que intentó revolucionar el CGI y ofrecernos un banquete de acción nunca antes visto en la pantalla grande. Pero bien dicen que el que mucho abarca poco aprieta y la ambición del director, Ang Lee, aterrizó en un proyecto no tan impresonante como Géminis. La mente maestra detrás de producciones en donde la tecnología nos dejó con la boca abierta como Life of Pi, decidió filmar a 120 cuadros por segundo, una decisión bastante arriesgada para una producción en donde uno de los protagonistas fue creado completamente a base de CGI. 

    Filmar una película en High Frame Rate provoca que el espectador perciba cada cuadro con lujo de detalle. Por lo que cada toma en CGI es más sensible al ojo humano que en películas como El planeta de los simios. En pocas palabras, Ang Lee debió decidir entre filmar a 120 fps o utilizar CGI, pues la suma de ambas provocaron que, en ocasiones, la versión de Will Smith joven se viera un tanto computarizada en lugar de apostarle al realismo puro -como sucedió con Gollum en El señor de los anillos-.

    Pero esta explosión de tecnología tenía que tener sus aciertos. Cada escena de persecución, explosiones y tiroteos -en especial una secuencia que fue rodada en Cartagena- son impresionantes tanto en cuestiones tecnicas como en diseño de producción. Los 120 fps nos hacen sentir que también tenemos que cubrirnos de los balazos, sin embargo, las cardiacas escenas de acción se vieron opacadas ante la simplicidad del guion. 

    Cabe destacar que el guion se escribió en la década de los 90, pero no se pudo concretar debido a que no existía la tecnología necesaria. Si se hubiese contado hace veinte años, quizás hubiera dejado anonadada a la audiencia por su originalidad. Pero después de haber visto tantas piezas de ciencia ficción y acción, se estanca en una aventura insípida repleta de diálogos repetitivos. 

    Henry (Will Smith), Danny (Mary Elizabeth Winstead) y Baron (Benedict Wongestán dispuestos a derrotar a Clive Owen (Clay Varris), la mente maestra detrás de Géminis, el experimento de clonación que tiene como objetivo crear humanos con habilidades super desarrolladas y sin sentimientos o emociones como el cansancio, la tristeza o hasta el amor. Pero el gran ensamble actoral se ve opacado ante la ausencia de un guion innovador y/o emotivo. El encuentro con una versión más joven de uno mismo daba pie a una reflexión profunda con respecto a la consciencia y la madurez que adquiere el hombre con los años. No obstante, la narrativa se tarda en explicarnos que estamos viendo una película que habla de la clonación o de las personas que fungen más como armas que como seres humanos. 

    Es preciso destacar que la intervención de Mary Elizabeth Winsted es bastante acertada. Es agradable que el papel que juega una mujer en un filme de acción no sea el del interés amoroso o el de la villana. Danny (Winstead) es una mujer fuerte que posee la misma valentía de un francontirador veterano para enfrentar a sus enemigos. Es la compañera que quisieras tener cerca en caso de que tu clon te estuviera buscando para asesinarte. 

    Como bien decía, Proyecto Géminis es ambiciosa en cuestión de tecnología pero carece de un guion innovador. Sin embargo, es inevitable salir de la sala y no reflexionar con respecto a nuestro propia consciencia y existencia. Aunque me atrevo a decir que como fan delcarada del Príncipe del rap, Will Smith no se veía así cuando era joven...

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top