Mi cuenta
    El pasajero
    Críticas
    3,5
    Buena
    El pasajero

    Liam Neeson siempre vale la pena la acción

    por Claudia Llaca

    El pasajero es una de tantas cintas de acción en las que el héroe es protagonizado por Liam Neeson y desde ahí no hay que esperar muchas sorpresas. El actor interpreta a Michael MacCuley, un expolicía ahora convertido en gerente de una compañía de seguros que vive una vida bastante común, pero tiene una linda relación con su esposa (Elizabeth McGovern) y su hijo Danny (Dean-Charles Chapman; Tommen Baratheon de Game of Thrones), quien está a punto de entrar a la Universidad.

    Michael es una de tantas personas que diario utiliza el tren suburbano en Nueva York para ir de su casa a su trabajo y de regreso. El día que es despedido sin mayores explicaciones, es abordado por una desconocida (Vera Farmiga) quien enigmáticamente le ofrece pagarle 25 mil dólares por adelantado y 100 mil cuando termine, a cambio de encontrar a una persona que no es uno de los viajeros ‘comunes’ en el tren, para ponerle un localizador GPS en la bolsa. Michael está un poco renuente, pero acepta en cuanto tiene el primer pago en sus manos y partir de este momento inicia la búsqueda del misterioso pasajero, para lo que repartirá golpes y patadas a diestra y siniestra, quedará colgado del tren, ocasionará la muerte de gente inocente y será señalado por la policía como el culpable: Neeson a su máxima potencia.

    Con todo, la trama tiene a su favor ser un tanto novedosa y un poco menos predecible que otras del mismo género, además de que el actor irlandés suda, sangra, se despeina y no acaba con sus contrincantes ni adivina sus intenciones a la primera. La verdad que resulta refrescante ver a Liam Neeson aceptando que los héroes de acción pierden aguante a los 65 años, y al mismo tiempo dejando en claro que la gente de la tercera edad aun tiene mucho que ofrecer.

    El pasajero es una buena y entretenida cinta de acción, con actuaciones sólidas, excelentes efectos visuales y una historia que atrapa. Su único defecto es que al final se pasa dos rayitas a la hora del climáx, las explosiones y la destrucción. Es una pena que esa escena la vuelva inverosímil y te saque del juego en el que El pasajero había tenido tanto éxito en enrolarte como espectador. Pero fuera de eso, Liam Neeson siempre vale la pena la acción.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top