Spider-Man: De regreso a casa
Críticas
4,0
Muy buena
Spider-Man: De regreso a casa

Spider-Man: De regreso a casa

por Olivier Fuentes
Cuando Spider-Man se publicó por primera vez en Amazing Fantasy #15, en aquel lejano 1962, el personaje gustó mucho porque se trataba del primer adolescente superhéroe. La combinación de sus aventuras súper y sus desventuras cotidianas juveniles le granjeó su propio cómic, Amazing Spider-Man, y lo convirtió en uno de los más vendidos.

El atractivo de esa combinación está presente en el filme Spider-Man: De regreso a casa, que nos presenta a Peter Parker (Tom Holland) tratando de ser estudiante y vengador al mismo tiempo; no olvidemos que el personaje se presentó en el filme Captain America: Civil War. Sin embargo, esta versión del Hombre Araña tiene la vida un poco más resuelta que su contraparte del cómic. Goza con el apoyo económico del todopoderoso Tony Stark y tiene infinidad de recursos tecnológicos a su alcance. Ausente está la culpabilidad por la muerte del tío Ben y las complicaciones de ser un joven de clase media que juega a ser un superhéroe que para colmo, no es querido por el público. Entre toda la tecnología del millenial Parker/Holland, se extraña al atribulado personaje original.

Puntos extra merece la figura del villano; Michael Keaton, todo un veterano, da lecciones de actuación y su Adrian Toomes resulta ser un villano empático y entrañable.

En resumen, el filme presenta a un Hombre Araña genial, que se ve encajará a la perfección dentro del Universo Cinemático Marvel, pero con motivaciones muy superficiales para actuar.
Back to Top