Ecos mortales
Críticas
2,0
Pasable
Ecos mortales

¡La gente muerta no asusta a nadie!

por Cristina Ibañez
No todas las historias de personas que ven gente muerta son aterradoras. Algunas son hasta absurdas, especialmente cuando el ser paranormal resulta ser un joven extremadamente bien parecido y musculoso que viste únicamente un diminuto -y entallado- calzón. Un evento apocalíptico ha dejado un mundo atormentado por fantasmas. Vivos y muertos conviven tras la ruptura de la barrera que los separaba. Todos, absolutamente todos, ven gente muerta. Una premisa bastante escalofriante si no fuera porque el fantasma que amenaza a la protagonista, Veronica Calder, es tan guapo que desearías que te llevara al más allá con él en lugar de huirle.

De nuevo nos encontramos con una adaptación de una novela para adultos jóvenes que combina el suspenso con el romance. La fórmula de Twilight de sexualizar monstruos o seres paranormales -lamentablemente -sigue vigente, pues ahora la vemos aplicada en esta nueva entrega basada en la obra homónima de Daniel Waters. No obstante, la trama fue retratada de una manera tan complicada, que llega a ser confusa hasta para los fans de los libros. 

El director, Scott Speer, no logra mezclar los elementos que conforman la historia original de manera uniforme. Nunca aterriza ni en suspenso, terror o romance, dando como resultado una trama tediosa y poco convincente. Es evidente que el romanticismo decoroso es lo suyo, nos quedó claro con Midnight Sun, otra adaptación cinematográfica de una novela para adolescentes también protagonizada por Bella Thorne, pero las escenas de alta tensión y los sobre saltos no son lo suyo. 
 
Pero el guion no es el único elemento poco convincente. Bella Thorne, quien despuntó a la fama en el programa de Disney Channel, A todo ritmo, es casi tan insípida como las escenas de los muertos conviviendo con los humanos. La joven actriz de 20 años, no nos enamora como otras protagonistas de thrillers románticos apocalípticos como Jennifer Lawrence en The Hunger Games o Shailene Woodley en Divergente. Hasta la misma Kristen Stewart era quien mantenía la flama viva para el éxito de la saga Twilight, más allá de las terribles adaptaciones y actuaciones del resto del elenco.

Ecos Mortales, lejos de tener un oscuro encanto, es un ínsipido thriller apocalíptico repleto de cliches y un guion poco convinvente que ni si quiera resuena entre los jóvenes amantes de las novelas para adultos jóvenes.
Back to Top