Calificar películas
Mi SensaCine
    Operación Red Sparrow
    Críticas
    4,0
    Muy buena
    Operación Red Sparrow

    Una trama intrigante con altas dosis de violencia que te mantiene al borde del asiento

    por Claudia Llaca
    En algun momento se rumoró que Operación Red Sparrow podría ser una precuela de la cinta spin-off sobre Black Widow. Nada más alejado de la realidad, como lo ha repetido hasta el cansancio su director Francis Lawrence. 

    Operación Red Sparrow es un thriller bastante oscuro sobre contraespionaje en el que -curiosamente- no hay muchas escenas de acción; pero las que hay, enchinan la piel y hacen que te tapes los ojos. Los pocos efectos visuales sirven específicamente a la trama ante la escasez de explosiones y persecuciones. Esto no es James Bond ni Atómica, esto es espionaje en crudo. No hay buenos ni malos, sino simples mortales, atrapados en las redes del poder, intentando sobrevivir al contexto que les ha tocado.

    Operación Red Sparrow recuerda al cine de espionaje de los 70, en el que la trama y la conspiración es lo que importa. Jennifer Lawrence interpreta a Dominika Egorova, la prima ballerina del Bolshoi, quien tras un trágico accidente se ve obligada a dejar su carrera. Su tío Vanya (Matthias Schoenaerts), un alto funcionario ruso, le ofrece entonces que realice una misión para el gobierno a cambio de conseguirle que siga recibiendo la ayuda para su madre enferma. Dominika se ve entonces obligada a fungir como una clase especial de espía: los red sparrows (gorriones rojos), hombres y mujeres jóvenes entrenados psicológicamente para seducir y manipular y su primera víctima será Nathaniel Nash (Joel Edgerton), un agente de la CIA que acaba de comprometer a un doble espía ruso.

    "La guerra fría no ha terminado. Se rompió en peligrosos fragmentos que ahora amenazan al mundo." -dice la instructora del centro de entrenamiento (Charlotte Rampling) a manera de bienvenida a los nuevos gorriones. Porque este no es un filme que se desarrolle en el pasado, sino efectivamente, en un presente donde aparentemente rusos y gringos siguen peleando por la supremacía mundial a través de sus agencias de inteligencia y sus espías.

    Lawrence vuelve a conseguir una excelente interpretación, al igual que Jeremy Irons (La liga de la justicia) y Ciarán Hinds (Mance Rayder en Game of Thrones). El acento ruso que los tres imprimen a sus diálogos es impecable, aunque de repente se siente un tanto chocante, acostumbrados como estamos ahora a que los personajes hablen en el idioma que les corresponde. Pero no se puede todo y ni modo de que casi toda la película estuviera hablada en ruso. Además, al poco tiempo uno se olvida del acento porque Operación Red Sparrow es una cinta que tiene un balance perfecto entre una trama inteligente, altas dosis de violencia y suspenso suficiente para mantenerte al borde del asiento.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top