Calificar películas
Mi SensaCine
    ¿Dónde estás, Bernadette?
    Críticas
    3,5
    Buena
    ¿Dónde estás, Bernadette?

    Cate Blanchett lo hace de nuevo

    por Octavio Alfaro

    En 2014 Richard Linklater (Before Midnight) estrenó Boyhood, uno de sus proyectos más ambiciosos y que le valió tres nominaciones al Oscar. Lo interesante de ese proyecto es que tardó 12 años en terminarla, ya que buscaba retratar de manera más real la maduración de sus personajes. El resultado fue un filme cocinado a fuego lento y el fiel ejemplo de un verdadero coming of age. Cinco años – y una película – después el cineasta regresa con ¿Dónde estás, Bernadette?, protagonizada por Cate Blanchett.

    En ella le seguimos el rastro a Bernadette Fox, una mamá amorosa, pero no muy sociable, ya que prefiere evitar el contacto con las personas. Lo malo es que es una famosa arquitecta y al menos el gremio y estudiantes de la carrera la reconocen. Su personalidad le genera problemas familiares y con los vecinos a Bernadette, por lo que llega un punto en el que prefiere alejarse en su totalidad para redescubrirse, aunque ¿a dónde fue?


     



    Un drama aderezado con pequeñas dosis de humor y una fantástica actuación de Cate Blanchett quien, a pesar de tener a un personaje antipático en la ficción, la entiendes y empatizas con ella. Desde la introversión de su papel, hasta la implosión que sufre en algún momento, tanto con gestos, lenguaje corporal y palabras la actriz logra cargar en sus hombros la trama y ni siquiera desbalancearse por el peso.

    La historia, así como nos tiene acostumbrados Linklater, se toma su tiempo para desenvolverse, no tiene ninguna prisa en adentrarse al clímax y primero ofrece un amplio contexto de los personajes para conocerlos mejor, incluso aquellos momentos que no vemos en pantalla son integrados con ciertos guiños. Tal vez esto sea un poco tedioso para algunas personas, pero resulta interesante ser testigo de la vida de una persona que busca encajar, pero falla en el intento.




    Para ponerle más sabor a la historia, hay una parte en la que Groelandia es la locación principal, por lo que también se pueden admirar los gélidos paisajes. Curiosamente, para estas escenas no utilizaron pantalla verde, sino que prefirieron ir hasta aquel lugar y experimentar por sí mismos estar en un territorio desértico, blanco, pero precioso. Como dato curioso, un huracán interrumpió la producción por más de 30 horas, pero en lugar de esperar a que pasara lo hicieron parte del largometraje.

    ¿Dónde estás, Bernadette? Resulta un lento, pero seguro drama de introspección y de amor familiar. Incluso por algunos momentos te pone a pensar sobre tu propia situación y terminas pensando en que no vas a gastar de más con tal de ahorra e ir a Groelandia.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top