Mi cuenta
    La maldición de la casa Winchester
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    La maldición de la casa Winchester

    Un intento fantasmal para buscar redención

    por Octavio Alfaro

    La redención no sólo trae paz a una persona, sino la libertad de seguir adelante sin mayores complicaciones, pero muchas veces es algo complicado de conseguir por las cosas que se tienen que hacer. A Sarah Winchester (Helen Mirren) el precio por buscar sanar sus heridas va más allá del dinero o las posesiones, ella cree estar embrujada por las almas de las personas que el rifle Winchester ha cobrado.

    El negocio bastante lucrativo pero mortal que heredó no es algo que la mantenga tranquila, por ello sus excentricidades sobrepasan la imaginación de cualquier individuo. Decide remodelar y expandir su mansión contratando a un grupo de trabajadores que laboran las 24 horas los 7 días de la semana.

    Por esta razón y expresando la incapacidad mental de Sarah para dirigir la empresa Winchester, el consejo decide someterla a una evaluación psicológica y así tratar de despojarla de sus pertenencias, pero mientras eso ocurre, los sucesos fantasmales jugarán un papel importante e inclusive la mansión en sí misma se convierte en un personaje más.

    En medio de este lugar lleno de lujos y que no parece tan grande si lo pensamos bien, la cinta intenta espantar al público con los típicos efectos visuales y sonoros insertados repentinamente para causar sobresalto, sin embargo se agradece que esto no sea recurrente y apelen más a un sentido de suspenso funcional por momentos.

    Pese a no sentirse una historia larga, no terminas por agarrarle el gusto por completo, falta explosividad. Esperas que algo extraordinario pase pero terminas por ceder ante la desesperante normalidad de algunos sucesos intrascendentes.

    Helen Mirren protagoniza esta cinta de horror basada en una historia real por más excéntrica que parezca. Su simple presencia a cuadro logra enfatizar el poder de una avejentada mujer tenaz y sin temor a compartir sus pensamientos. A ella la acompaña Jason Clarke, quien interpreta al introvertido y afligido Dr. Eric Price. Con lucidez aunque no tanta personalidad como la de Helen, logra hacernos creer sus problemas y escepticismo.

    Siempre es interesante conocer historias reales que superan a la ficción, en este caso una semilla de curiosidad te hará querer conocer más acerca de esta mujer y los acontecimientos que rodearon su vida.

     

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top