Angry Birds 2: La película
Críticas
3,5
Buena
Angry Birds 2: La película

¡Las mujeres y la ciencia están de moda!

por Cristina Ibañez
Aunque cuesta trabajar perdonar a nuestros peores enemigos, no es imposible unir fuerzas cuando hay un enemigo en común. La eterna enemistad entre los cerdos y los pájaros quedará en el pasado cuando alguien más llegue a invadir su territorio. Y así como en Angry Birds 2, en la vida también surgen contratiempos que nos obligan a reconciliarnos con quienes jamás imaginaríamos. 

Red se ha convertido en el ave más popular del paraíso donde habitan los pájaros no voladores. Su foto está por todas partes y el éxito lo persigue. Todo ha vuelto a la normalidad, ya saben, los temperamentales pájaros siguen llevándose mal con los cerdos de color verde, comandados por el rey Leonard. Pero todo se sale de control cuando los archienemigos tienen que unir fuerzas para derrotar a una comunidad de águilas dispuesta a conquistar ambas islas, tanto la de los pájaros como la de los cerdos. Esto significa que su rivalidad tendrá que quedar en el olvido para juntos combatir al nuevo enemigo. 

Angry Birds 2 es una historia que retrata el valor del trabajo en equipo. A través de un guion pensando para chicos y grandes, esta segunda entrega, dirigida por Thurop Vaan Orman, está repleta de un humor digerible para todos. Aunque es una película animada, no se siente como si fuera una película para niños. 

El soundtrack funciona también como un elemento atractivo para quienes gozan de David Bowie en los momentos más emocionantes. Se escucha desde "Space Oddity" y "Ice, Ice, Baby" de Vanilla Ice, hasta "Fireball" de Pitbull y "Turn Down For What" de DJ Snake. La música es un coctail de géneros que le inyecta vitalidad a una historia que parecía que ya no tenía nada más que contar.

Anque Hollywood, en su lucha por empoderar a las mujeres, a veces agrega personajes femeninos que, más allá de refrescar, arruinan la esencia de una historia, Angry Birds 2 nos presenta a una nueva pajarita de manera espontánea. Arriesgarse con una segunda entrega daba cabida a modificar la historia, por lo que se disfruta de Courtney, una ingeniera graduada con honores, demuestrando que no se necesita nada más que inteligencia para derrotar hasta al enemigo más peligroso.

Pero no todos los nuevos personajes son tan acertados como Courtney. La nueva villana, Zeta, no tiene el carisma con el que Leonard, el rey de los cerdos, nos hizo reir durante la primera entrega. De hecho, la nueva enemiga es tan poco convincente que en ocasiones se desea verla derrotada simplemente para dejar de escuchar su escandalosa voz.

Cabe destacar que la animación no es la que se esperaba para la segunda entrega de una de las películas basadas en videojuegos más taquilleras de la historia. La tecnología 3D con la que se han logrado maravillosas producciones de Dreamworks o Pixar, definitivamente no destaca aquí. 

Finalmente, el elenco de doblaje, tanto en inglés como en español, es espectacular. Jason Sudeikis, Josh Gad, Bill Hader, Rachel BloomSterling K Brown y Eugenio Derbez, hacen una mancuerna espectacular, sin embargo, las voces en español no se quedan atrás. Faisy, Regina Orozco, Ruben Cerda y (nuevamente) Eugenio Derbez crearon una versión igual de divertida para América Latina. 

La primera película de Angry Birds era una historia de desconfianza y autodescubriemiento, pero el mensaje de la segunda es mucho más profundo. Si pudiéramos dejar de lado nuestras diferencias, todos seríamos capaces de salvar al mundo. Pero quizás en estos tiempo no se tenga la misma capacidad de tolerancia y perdón que la de aves tempramentales y un cerdos verdes...
Back to Top