Calificar películas
Mi SensaCine
    Investigación secreta
    Críticas
    1,0
    Muy mala
    Investigación secreta

    ¿Cuántas más, Nicolas Cage?

    por Tamara Cuevas

    No sé si les ha pasado, pero a veces me encuentro preguntándome por qué Nicolas Cage sigue poniendo empeño en producciones que resultarán un inminente desastre por donde se le analice. Un ejemplo de esas nefastas producciones que el actor, quien tuviera a la crítica y los fanáticos a sus pies en la década de los 90, decidió hacer y presentar al mundo es Investigación Secreta.


     



    Dirigía por Rob W. King, la cinta toma lugar en Estados Unidos del 2030, devastado por las crisis financieras y el calentamiento global (algo no tan lejano si su presidente sigue negando el problema que está frente a sus ojos) donde se ha creado una agencia encargada de inspeccionar a los habitantes del sueño americano y decidir si son lo suficientemente productivos como para permanecer en territorio estadounidense. En caso de que no lo sean, serán enviadas al Nuevo Edén, un oasis que promete trabajo y un mejor estilo de vida para todos aquellos olvidados por el sistema.

    Cage personifica a Noah Kross, un hombre solitario que trabaja para la Agencia. Con ropas negras (muy a la Matrix) Noah va de casa en casa analizando ciudadanos y decidiendo su futuro, jugando a ser Dios, básicamente, hasta que un día se ve arrastrado hasta la granja de Rachel Weller y Lucas Weller. Después del primer encuentro con ellos, algo cambia en Kross y decide indagar qué es en realidad El Nuevo Edén. Poco después de esto comenzará la persecución más precaria que se haya visto en cines y la pantalla verde jugará como segundo protagonista de la película.

    No importa la clase de buena moral, las críticas a la actualidad o el constante intento de hacer parecer que Investigación Secreta está augurando el futuro estadounidense como una buena película de ciencia ficción distópica, sus buenas intenciones se ven diluidas en un guion plano y, francamente, aburrido. No importa cuánto se adorne la trama, la cinta es un mal intento de Cuando el destino nos alcance.

    Por donde se le vea, Investigación secreta es, probablemente, una de las peores películas de Nicolas Cage (¡y vaya que ha tenido varias en cartelera!) pero lo que resulta más extraño es que el actor caiga en este tipo de proyectos luego de trabajar en Mandy, una película poco convencional pero con la que jamás cabecearías. Sin duda, los caminos del cine son extraños. Investigación secreta estrena en salas mexicanas este 4 de octubre. 

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top