Mi cuenta
    Wolfwalkers
    Críticas
    4,0
    Muy buena
    Wolfwalkers

    Clímax inolvidable y planos con color y armonía

    por Iván Romero

    Elegida para estrenarse en el Festival Internacional de Cine de Toronto 2020, Wolfwalkers: Espíritu de lobo es una cinta de animación tradicional que será distribuida por Apple TV+ y dirigida por Tomm Moore y Ross Stewart, el primero productor del laureado: El pan de la guerra y el segundo debutando como director y escritor. El recibimiento obtenido la ha llevado a considerarse entre las probables competidoras en la categoría de Mejor película animada en la próxima entrega de los Oscar. Esto significaría un triunfo enorme para Apple TV, entrando a las grandes ligas de las plataformas digitales en temporada de premios.

    De origen irlandés y con una duración de 103 minutos, Wolfwalkers: Espíritu de lobo completa la trilogía del estudio de animación Cartoon Saloon que conforman: The Secret of Kells (2009) y Song of the Sea (2014). Las tres creadas dentro de una mitología visionaria y la más reciente cuenta la historia de Robyn, una joven aprendiz que acompaña a su padre a Irlanda para aniquilar un grupo de lobos que amenazan a la ciudad y que son conocidos por ser altamente peligrosos.





    En la comunidad donde llegan los lobos no son señal de buena suerte, debido a que la gente llena de supersticiones jura que estos vienen del mismo demonio y que deben erradicarlos. Ahí Robyn, encuentra a la pequeña Mebh MacTíre, una niña que guarda un secreto y al compartirlo con la protagonista los lobos y la propia familia de Robyn pueden estar en peligro.

    Wolfwalkers: Espíritu de lobo es hasta cierto punto romántica sin ser chapucera y entrega a Robyn, una digna guerrera, que no le pide nada a las princesas de Disney. Por ahí han surgido las comparaciones de que Robyn es muy parecida a Saoirse Ronan, pero hasta el momento se desconoce si la aclamada actriz sirvió como inspiración para crearla. Por otro lado, de cierta manera recuerda a Mérida de Valiente, pero con más tribulaciones y miedos, aunque comparten el lazo paterno primordial.




    Wolfwalkers: Espíritu de lobo es un deleite, un adorable cuento que no le pide nada a ninguna casa de animación y que su guion, escrito originalmente por Will Collins, incluso podría colarse en la terna de libreto original en varias premiaciones. Destaca la participación del actor Sean Bean dándole la voz a Bill; también la canción “Running With Wolves” de la cantante noruega Aurora y la música por el brillante compositor francés Bruno Coulais. La película habla sobre las energías envuelta en un cuento popular irlandés, con una narrativa intensa, un clímax inolvidable y cada plano lleno de color y armonía. Una gran película animada que espero llegue a gran cantidad de personas.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top