Calificar películas
Mi SensaCine
    Los hermanos Willoughby
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    Los hermanos Willoughby

    Unos chicos muy traviesos

    por Iván Romero

    Resulta admirable como las plataformas de streaming (en este caso Netflix) apuestan a todo tipo de contenidos y poco a poco se posicionan a la par de los grandes estudios. El año pasado, la producción española: Klaus logró llegar hasta los Oscar y, aunque perdió ante Pixar, no es cosa menor estar a punto de quitarle un lugar a una empresa que lleva décadas en el primer lugar. Ahora, Netflix estrena Los hermanos Willoughby, cinta animada en 3D basada en un popular libro infantil del escritor Louis Lowry. Sin duda los protagonistas parecen salidos del imaginario de Tim Burton, con una fuerte inspiración de Lemony Snicket y su serie de eventos desafortunados, así como una dosis de Matilda, historia escrita por Roald Dahl. Esto es realmente más un cumplido que una queja.

    El director de Lluvia de hamburguesas 2: Kris Pearn, dirige y coescribe esta fabulosa cinta que inevitablemente es para los pequeños, pero su discurso sobre familias disfuncionales podría sentirse más denso y enfocado a los adultos. La historia la narra un gato callejero y habla sobre las generaciones que integran a los Willoughby hasta llegar a la actual, un par de enamorados con cuatro problemas en su camino que les empañan la felicidad desde su perspectiva: sus hijos Tim, Jane, y los gemelos Barnaby. Los padres están ensimismados en viajar, divertirse y no quieren convivir con sus pequeños, quienes los a envían a unas vacaciones de las cuales quizá no haya retorno.


     



    La libertad que los pequeños asumen al deshacerse de sus padres se ve interrumpida por una niñera, un bebé adoptado y una fábrica de dulces con su respectivo dueño. Las aventuras y los sinsabores que se presentan les abren los ojos de la manera más inesperada. Lo que más llama la atención de esta película es la animación, la cual es sorprendente y visualmente un dulce para los ojos; de pronto resulta frustrante no poder disfrutar de un filme así en pantalla grande.

    No obstante, la cinta tiene varios fallos; el principal es que tarda en arrancar, además de ser confusa al presentar a sus personajes y la premisa principal. De pronto la dinámica familiar entre los hermanos Willoughby y sus padres no es del todo comprensible, el primer acto parece ir sin rumbo, y las situaciones presentadas son más un capricho del guion, que una razón para llegar a un fin. Afortunadamente, para el final todo empieza a tener mayor sincronía y es narrada con soltura; se convierte en divertida y conmovedora.




    No es el primer filme animado que muestra una infancia descontrolada con falta de amor por parte de los progenitores, pero el destino de Tim, Jane y los gemelos llega a calar de sobremanera hacia el final y, en cierto momento de la historia, Jane entona una canción titulada “Te elijo”, interpretada por Alessia Cara. Ahí es cuando el espectador baja la guardia inevitablemente y entiende el mensaje principal de esta sátira, la cual cubre la dosis que necesita la audiencia infantil, pero viene disfrazada de un relato completamente descorazonador: la búsqueda de la familia y su importancia en el crecimiento de todo ser humano. Cualquier tipo de familia, sin tener que ser una tradicional, se encuentra el corazón de esta producción.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top