El habitante
Críticas
2,5
Regular
El habitante

No te espantes

por Octavio Alfaro

Hay veces en que es mejor no meternos donde no nos llaman; aunque parezca una situación adversa en la que alguien necesite ayuda, no sabemos la totalidad de la historia y podría ser contraproducente el resultado de “dar una manita”. Algo así les pasa a María (María Evoli), Camila (Vanessa Restrepo) y Ana (Carla Adell), tres ladronas que irrumpen en la casa de un político para robarle dinero, pero al descubrir que la hija de esa familia está atada en el sótano con marcas evidentes de maltrato, deciden ayudarla, sin embargo, eso las lleva a desatar un ente demoniaco que se resiste a salir del cuerpo de la pequeña.

El habitante no sólo cuenta la típica historia del exorcismo a una niña poseída - eso ya lo vimos varias veces y de manera más terrorífica en El exorcista de 1973 – aquí hay otra historia que se convierte en el tema principal, la lucha personal e interna contras “los demonios” que carga cada uno de los involucrados. El pasado de cada uno, principalmente de las ladronas, aflora para incomodarlas de tal forma que se vuelve prácticamente incontenible.

Aunado a esto, hay argumentos que permiten ver las dos caras de la religión, no sólo la que aparece para realizar un exorcismo, sino también el lado oscuro; esto para darle una mejor perspectiva a la película sin caer en tendencias. Lo malo es que hay ciertos diálogos que son incongruentes, de esos que nadie cree sobre todo en situaciones de ese tamaño, además de momentos incongruentes que terminan por desesperar.

Eso sí, visualmente El habitante no le pide nada a nadie, cumple con el objetivo de generar un ambiente sombrío, además de que no fueron necesarios tantos efectos especiales para contar la historia, algo que habla bien de la trama, que fue más allá de rostros pálidos y tétricos para desarrollarse. Las actuaciones no son las mejores e inclusive por instantes son inverosímiles, quitándole algo de veracidad a lo que estamos viendo.

Si te gusta el terror El habitante es una opción entretenida para ir a ver el cine. También si disfrutas historias con un trasfondo psicológico marcado, posiblemente salgas satisfecho con esta película.

Back to Top