El paquete
Críticas
2,0
Pasable
El paquete

No siempre el chiste es la solución

por Octavio Alfaro

Indudablemente México está pasando por un buen momento en el cine. Se están produciendo muchas películas al año, de las cuales la mayoría llegan a salas comerciales y, aunque las comedias principalmente se llevan el grueso de la recaudación y son las más populares entre la población, también se están haciendo otro tipo de propuestas más hollywoodenses, como el caso de El paquete, una coproducción mexicoamericana que relata la historia de un programador de videojuegos que por circunstancias de la vida (provocadas por malas influencias) se ve inmiscuido en una misión peligrosa que lo llevan hasta Acapulco.

Con un tono que emula a películas como Deadpool y que busca empatizar con el espectador mediante chascarrillos (algunas veces innecesarios), vamos conociendo a Mathew Booth (Michael Kingsbaker) un tipo desorganizado, descuidado, inteligente y poco atlético. De repente está en la mira de la policía, agencias de búsqueda internacionales y un grupo de mafiosos, quienes buscan desesperadamente obtener lo que Mat tiene (sin saberlo), pero que no será tan fácil de arrebatárselo.


 



Este es el primer protagónico de Michael Kingsbaker, quien en su carrera ha tenido algunos papeles secundarios en proyectos televisivos y hasta fue doble de acción en El Caballero de la Noche asciende. Lejos de parecer un tipo inocente y sin destrezas sociales, su transformación en un objetivo a la caza no luce natural, ya que en varios momentos no parece entregado a su profesión detrás de las computadoras, sino que tiene actitud de aventurero.

A él lo acompaña Ana Serradilla, quien hace de una sexy agente llamada Adriana Vazquez y con quien (obviamente) el protagonista tiene un crush. Un papel que sin duda no quedará entre los mejores de su carrera, pero que sin duda tropicaliza a la trama a pesar de ser una cinta hablada en su mayor parte en inglés, debido a que buscaron distribución internacional y la obtuvieron; El paquete se ha estrenado en más de 35 países en el mundo, y a pesar de haber sido rodada en su mayor parte en nuestro país (especialmente en el paradisiaco Acapulco) hasta un par de años después de terminada llega a nuestras carteleras.




No hay nada nuevo en lo planteado, se basa en la fórmula de películas de acción, pero de aquellas que tienen muchos momentos cómicos y que no puedes tomar en serio. Pero su problema principal no es eso, sino que enredan la trama a tal grado que terminas confundido entre los buenos y los malos y no sabes con certeza de lado de quién estar, lo que limita empatizar con los personajes (más allá de la dupla protagónica) y terminas rendido de tanto atar cabos. Al final en el cine menos es más, y tratar de armar una historia tan compleja para una cinta con tono aparentemente ligero es un hoyo del que no pudo salir el largometraje.

Quieres una dosis de acción y humor desmedido El paquete podría ser tu opción, aunque lamentablemente no una que se vaya a quedar en tu memoria por mucho tiempo.

Back to Top