Mi cuenta
    El olvido que seremos
    Críticas
    3,0
    Entretenida
    El olvido que seremos

    Donde la droga reinaba y Medellín sangraba al por mayor

    por Iván Romero

    El olvido que seremos quizá sea una de las adaptaciones cinematográficas más esperadas de Iberoamérica  y sorpresivamente, de las mejores recibidas por la crítica. Es originalmente una novela del escritor colombiano Héctor Abad Faciolince, que tras publicarse en el 2005 se convirtió rápidamente en un bestseller tanto en Colombia y países hispanoparlantes. Halagos para el material literario le llovieron por todos lados y de figuras de renombre. Pensar en un filme adaptado no era una de las predicciones de sus lectores.


    La tarea le cayó al cineasta español
    Fernando Trueba, conocido por filmes como La niña de tus ojos, Belle Epoque, filme ganador del Óscar como Mejor Película extranjera o La reina de España, secuela del primer filme mencionado. Dato curioso, los tres filmes protagonizados por Penélope Cruz. Ahora, un compatriota, el aclamado Javier Cámara, es la musa del director para interpretar s Héctor Abad Gómez, padre del autor del libro y que su relato funge como homenaje, no para contar a detalle la visión hacia su padre fallecido, sino de paso retratar una etapa en Colombia, dura, donde la droga reinaba y Medellín sangraba al por mayor.

     

     

    A Cámara lo acompañan actrices como Aida Morales, Patricia Tamayo, Juan Pablo Urrego, y Sebastián Giraldo. Pero… ¿quién fue Héctor Abad Gómez? Fue un médico reconocido, un líder social, un activista por los derechos humanos y sobre todo, un padre de familia. Su talón de Aquiles, eran las clases sociales menos favorecidas del país, por supuesto, en el que vivía, y como hasta el último momento de su vida, nunca se dejó amedrentar por nadie, poniendo la rectitud y la honestidad ante todo. En lo personal, haré hincapié en todo con lo conecté con la película, posteriormente reconoceré lo que es y por lo que ha sido amado por la crítica. 

    La trama se divide en dos tiempos, teniendo a su hijo Héctor siendo un pequeño y en la trama alterna, en todo un joven y en los principios de una adultez. Esta parte es contada en blanco y negro, recurso inusual para contar lo que se consideraría como un presente pero que aquí, se liga más a lo más doloroso para Héctor hijo, la parte más melancólica de su historia y la más decepcionante.

    Caracol Televisión
    La historia proviene de la novela del escritor colombiano Héctor Abad Faciolince, tras publicarse en el 2005 se convirtió rápidamente en un bestseller tanto en Colombia y países hispanoparlantes.


    La cinta, sobre todo en lo que es el inicio y que es lo que podemos apreciar a todo color, está narrada a detalle; algo importante es que su servidor es alguien que desconoce la novela, por lo que comento viene de un lugar alejado y que desconoce todo lo relacionado a esta figura. Pero si digo desde el punto de vista de alguien que ve en Fernando Trueba como un buen director, pero intermitente en la última década respecto a la solidez de su trabajo

    Personalmente, sus más de dos horas de duración me parecieron excesivas, la dinámica familiar es genuina, pero de pronto lo meticuloso que es el texto, y por ende, Trueba con la cámara, provocaba en mí que me saliera de la burbuja que estaban construyendo con el mundo de Héctor, en lugar de involucrarse; especialmente los primeros actor me parecieron fríos, más que entrañables, pero es para la última parte del filme que empecé a caer en lo que recreaba El olvido que seremos, y quizá era muy tarde para mí, pero ahí es donde empieza mi reconocimiento.

    Caracol Televisión
    La cinta es dirigida por Fernando Trueba, conocido por filmes como 'La niña de tus ojos' y 'Belle Epoque', filme ganador del Óscar como Mejor Película extranjera.

    Cámara de 54 años de edad es uno de los actores más prolíficos de la industria y aquí tanto su acento colombiano, como su personificación de Héctor es brutal: es un actor que no le teme a los retos y a borrarse por completo para entrar en el rol correspondiente. Este es uno más de ellos, y su construcción me parece sublime  y sin duda lo mejor de la cinta. Es un filme emocional, un viaje a la memoria, al amor paternal y al respeto y admiración hacía un gran hombre. Trueba no se mete en problemas para ahondar en el asesinato de su héroe – en la ficción-, pero cuando lo hace logra un momento fílmico descorazonador. El olvido que seremos será disfrutado no solo por los fans de la novela, sino del cuento biográfico enternecedor.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top