Calificar películas
Mi SensaCine
    Dime cuando tú
    Críticas
    2,5
    Regular
    Dime cuando tú

    ¿La prima de '500 días con ella'?

    por Iván Romero

    Los padres de Will (Jesús Zavala) murieron tiempo atrás, por lo que sus abuelos Pepe (José Carlos Ruiz) e Inés (Verónica Castro) lo criaron y se han vuelto el mundo para él. Cuando Pepe fallece le deja un listado de lugares que tiene que conocer en la Ciudad de México y, en honor a su solicitud para abrir los ojos más allá del entorno en donde viven, el protagonista decide lanzarse a la capital mexicana con ayuda de su abuela y cumplir con cada deseo que su abuelo le enlistó. Ahí sucede lo que menos se esperaba: conoce a Dani (Ximena Romo), una chica aspirante a actriz, desenfadada, libre, auténtica que le pondrá el mundo de cabeza, aunque él a ella no le provoque los mismos sentimientos.

    Sin serlo, Dime cuando tú parecería ser una prima lejana de 500 días con ella, aquel clásico de desamor estadounidense que marcó a toda una generación. Esto lo digo completamente como un cumplido, ya que no se trata de un remake, pero el empaque y la calidad que tiene esta comedia romántica mexicana tiene un sabor un tanto de cinta independiente de un gran estudio, como nos han ido recetando en los últimos años. El género de la comedia en México es muy agradecido y solicitado, no es gratuito que las películas más taquilleras hoy en día de nuestro país sean de ese estilo. Sean del gusto o no, la gente asiste a las salas con el firme propósito de evadir la realidad y reír un rato.


     


    En lo anterior el protagonista de Dime cuando es un experto, ya que toda señal generada o no por Dani parece evadirla y convertirla en una afirmación de amor, hasta que la joven actriz (su profesión en la ficción) le pone un alto al sólo ofrecerle su amistad. De ahí Will y Dani tendrán que enfrentarse a sentimientos que no tenían pensado explorar, pero los momentos de los dos en lugares sumamente conocidos y representativos de la Ciudad de México son el encanto de la cinta y lo que hará que más de uno quede satisfecho al final.

     

    La película no propone nada diferente y es el guion el que nuevamente, como en otras películas, no va más allá, ni se arriesga para poner a sus protagonistas en situaciones límite, en las que realmente el espectador anhele con todas sus ganas que se queden juntos al final, o no. No haré un spoiler al respecto, pero es que toda la primera parte de la cinta tiene una atmósfera realista que todo indicaría que nos romperá el corazón en cualquier momento, o nos tomará por sorpresa cual montaña rusa y esto en sentido estricto no llega a pasar, se queda en el intento y parece que en algún momento subirá y explotará, aunque nunca lo hace y todo se mantiene en lo seguro.


     


    Por otro lado, Zavala y Romo son realmente encantadores, talentosos y dan hasta más de lo que el mismo texto les indica, y el elenco que los acompaña es algo pocas veces visto: Verónica Castro, Rosa María Bianchi, José Carlos Ruiz, Héctor BonillaAndrés Almeida y con participaciones especiales por ahí de Ludwika Paleta y el mismísimo Manolo Caro. La fotografía realizada por Michelle Castro, hijo de la gran Verónica, es muy buena, lo que hace que la cinta tenga una manufactura que hará que se venda sola.

    Dime cuando tú es probable que será del gusto del público y se agradece que no caiga en el pastelazo acostumbrado de innumerables cintas del género, eso que ni qué. Quizá no aporte nada nuevo y no sea particularmente memorable, pero con elenco incluido y el carisma de sus dos protagonistas hará de su experiencia en la pantalla grande una medianamente placentera.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top