Mi cuenta
    La isla de la fantasía
    Críticas
    2,5
    Regular
    La isla de la fantasía

    Cursi, anticlimática y plana

    por Iván Romero

    Entre 1977 y 1984 un programa de televisión estadounidense llamado La isla de la fantasía fue todo un fenómeno de audiencia para la cadena ABC. La premisa se centraba en un misterioso anfitrión millonario que recibía en una isla remota del Océano Pacífico a un grupo de invitados, los cuales no sólo iban de vacación a este particular lugar, si no que tenían una misión: cumplir sus fantasías sin importar cuáles fueran. La serie tenía corte de misterio más que de horror, y el perfil del personaje principal (interpretado en ese entonces por Ricardo Montalbán) era muy ambiguo, pero sus intenciones parecían de índole malévola.

    Cabe mencionar que los huéspedes resultaron un desfile de figuras eventualmente muy conocidas en Hollywood y que dentro de la ficción, al cumplir sus sueños en la isla o resolver los asuntos inconclusos que tenían, se iban de ella, aunque firmando un acuerdo de confidencialidad para que no pudieran decir nada de la isla. Ahora, casi tres décadas después, el reciclaje de historias para llevar a la pantalla grande es una de las herramientas constantes que los estudios de cine (e incluso de televisión) toman para aprovecharse de la nostalgia, poniéndolo bajo una lupa distinta que en la mayoría de los casos la aleja completamente del concepto original; una revolcada al material, en términos vulgares.


     


    Blumhouse se ha convertido en la casa de grandes propuestas de horror como 12 horas para sobrevivir, Actividad paranormalEl hombre invisible y hasta la mismísima Halloween. Pues bien, La isla de la fantasía ya forma parte de su catálogo gracias a la producción dirigida por Jeff Wadlow (Verdad o reto) que toma la premisa de la serie de televisión, pero convertida en un híbrido de terror, tortura, magia salida de la nada y melcocha de lo peor. Y es que es
    ; el horror o tortura que promete en un inicio se queda en eso, en una promesa de las que duelen, ya que no pasa nada de lo visto en el tráiler. Al ver el largometraje, aparte de ser eterno, no dejas de lamentarte por todas las oportunidades perdidas que un proyecto como este tiene.


    La película está protagonizada por una exintegrante de Pretty Little Liars: Lucy Hale, quien parece hacer carrera en el cine de horror gracias a sus participaciones en filmes como Scream 4 o Verdad o reto, esta última dirigida también por Wadlow. A esta joven actriz la acompañan el buen Michael Peña, quien se pone en los zapatos de Mr. Roarke, el anfitrión de la isla; Maggie Q, Mike Vogel, entre varios otros. En resumen, es una lástima por Peña estar en un proyecto así, ya que es un estupendo y carismático actor.



    La isla de la fantasía
    no es un homenaje a la serie de televisión, por más que los involucrados lo aseguren, y tampoco es una buena adición al género de horror
    . Es un producto comercial que aprovecha la marca, sin importar la calidad de lo que ofrece; su paso por Estados Unidos no ha sido bueno, por lo que probablemente no habrá secuela, ni extensión de un universo cuya inspiración es faltante.


    Quizá un verdadero fan de la serie de los 70 y del género de horror pueda proponer en unos años a Blumhouse retomar el concepto, sin estereotipos tan marcados y con un guion realmente divertido, excéntrico y torcido, como el que merecía esta versión. Quizá un reboot de la serie, ahora que está tan de moda retomarlas por plataformas de streaming, podría ser buena idea y aderezarla de un buen discurso social, ya que entre líneas el concepto lo tiene y por supuesto de mucho misterio y horror. Eso sí, quizá los adolescentes la pueden disfrutar un fin de semana sin nada que hacer de La isla de la fantasía, pero la olvidarán tan rápido.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top