Calificar películas
Mi SensaCine
    En el juego del asesino
    Críticas
    2,5
    Regular
    En el juego del asesino

    Un thriller de fórmula truculento

    por Iván Romero

    En el juego del asesino es un thriller psicológico de fórmula en el que el guionista y director David Raymond (ópera prima) avienta las piezas para que el espectador vaya armándolas y predeciblemente una vuelta de tuerca en el acto final lo haga estallar y confrontarlo con que estaba completamente equivocado. Quizá lo estoy vendiendo como un gran producto de suspenso, pero cojea bastante y sus debilidades son más que sus fortalezas.

    El género del thriller necesita de varias características con cimientos fuertes para que funcione como reloj; un misterio a resolver, personajes con tribulaciones (con tantas capas emocionales como sea posible para que a lo largo de la trama vayamos desenmarañando a cada uno) y ambigüedad dentro de la premisa para que con desarrollo inteligente y ejecución acertada nos mantenga literalmente sin parpadear a lo largo de la trama, al más puro estilo de Alfred Hitchcock (Psicosis) o David Fincher (Seven) por mencionar a dos de los grandes maestros del género.


     



    En el juego del asesino la historia se centra en Marshall (Henry Cavill), un teniente que forma parte de un equipo de policía y que dentro de sus obligaciones de detective está cuidar de la ciudadanía. Al reportarse la desaparición de varias chicas y encontrar a una de ellas muerta se ve envuelto en un juego a contra reloj lleno de pistas para atrapar a la mente detrás de estos crímenes. El autor en cuestión está fragmentado, ya que el asesino es atrapado, pero sufre de distintas personalidades. A la par tendrá que trabajar con Cooper (Ben Kingsley), una especie de vigilante que cobra venganza atrapando a los pervertidos y abusadores que encuentre. Los dos tienen que adivinar qué personalidad del asesino es el que está orquestando una serie de crímenes que siguen sucediendo sin parar.

    Hay varias cosas que llaman la atención en esta ópera prima. Primero es cierto que parece una producción de Serie B, especialmente por su marketing. Esto se debe a la desafortunada respuesta que claramente tuvo, ya que pasó sin pena ni gloria en la Estados Unidos, así como en Canadá. Ahora llega a México, un mercado bastante noble con filmes de esta índole, aunque eso no le asegura el éxito y menos con la pandemia mundial, por lo que el streaming parecería un mejor escaparate. 




    Lo segundo a destacar es su reparto empezando por Cavill que, si bien tampoco es alguien que tenga un registro histriónico destacable, no es un mal actor y aquí sostiene la película con todo y sus fallos argumentales. Aparte de él está Ben Kingsley, Stanley Tucci, y Alexandra Daddario, nombres que, si bien no son imanes de taquilla, sin duda hacen de En el juego del asesino un producto medianamente atractivo. Sus personajes, sin embargo, son estereotipos del género y la trama con sus límites no los dejan respirar como merecen, pero cual novela policiaca funcionan a la par de Cavill. El asunto es que pasada la primera media hora de duración la trama se empieza a complicar hasta llegar al punto de no entender lo de que está pasando en pantalla, pero eso sí, al darnos un giro inesperado en el final más de uno será permisivo con el resto y le comprará el show.

    Quizá sea un poco contradictorio catalogarla de un producto muy menor, aun cuando estoy dando más puntos a favor para tomarla como una opción, que para no pararse por aquí. Y es que sumémosle que tiene buen ritmo, la dosis de misterio es adecuada, así como el suspenso es sumamente efectivo. Pero evidentemente el guion y su manufactura adolecen de calidad. Ahondar en las incongruencias de los personajes o de sus actos es pedirle demasiado a un filme que luce de encargo y que, a final de cuentas, no se queda por más que quiera en la memoria del espectador. No es Seven ni El silencio de los inocentes, es un filme dominguero que pasará a un kilométrico catálogo de películas que encontrarán al subirse en un autobús o que verán pasada la medianoche en algún canal de televisión de paga.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top