Mi cuenta
    Yesterday
    Críticas
    3,5
    Buena
    Yesterday

    Déjate llevar por el viaje mágico y músical de Boyle y serás recompensado.

    por Carlos Gómez Iniesta
    Despiertas del choque y todo el mundo ha cambiado. Han desaparecido cosas esenciales del zeitgeist mundial, entre ellas, las canciones de The Beatles ¡como si nunca hubieran existido! Jack Malick, buen debut de Himesh Patel (que no es hermano de Dev Patel) es el desafortunado músico que fue atropellado por un camión cuando el mundo entero se fue a oscuras. Pero también es el afortunado que recuerda el invaluable legado de John, Paul, George y Ringo. ¡Vaya que cambiará su vida al agregar estas obras a su triste repertorio! El director ganador del Oscar, Danny Boyle (Trainspotting) y el guionista ganador de nuestros corazones, Richard Curtis (Realmente amor), colaboraron juntos por primera vez para lograr la agridulce comedia Yesterday con todo y sus 25 covers del gran Cuarteto de Liverpool. La simple unión de estos elementos debería de ser suficiente para emocionar.

    Malick empieza a conocer las mieles y sinsabores de la fama después del accidente. Por primera vez sus padres intentarán no distraerse para oir el estreno de una nueva cancioncilla llamada "Let It Be".  En poco tiempo, de ser un Don Nadie Jack se convertirá en el hijo predilecto del pueblo. Ellie, interpretada por la bella Lily James (Baby: El aprendiz del crímen), es testigo de ello. Su mejor amiga, su primer fan e improvisada representante tratará de soportar la montaña rusa del súbito éxito internacional junto con él.

     


    Más allá de ser un simple tributo a The Beatles, Boyle retoma un romance entrañable, como lo era el de Quisiera ser millonario, pero con un tono más liviano, sin grandes enredos ni pretenciones. Es cierto que las canciones son el catalizador para que la historia avance, pero la verdadera columna vertebral es la relación entre estos dos que tendrán que encontrarse a sí mismos justo cuando el caos se desata. Si partimos de la opinión de que el mundo es mejor con la música del Sargento Pimienta –¡claro que lo es!–, el protagonista sufre los dilemas de obtener este regalo sin haberlo trabajado. Aceptará consejos profesionales del cantautor Ed Sheeran –uno de las mejores participaciones especiales en años– y recibirá las palabras de un mítico personaje que, debido a la nueva la historia del mundo, le ayudará a continuar su camino. Una aparición que es suficiente para estar al borde de la lágrima...

    Sabemos lo cumplidor que es Boyle en cuanto a su particular narrativa. De nuevo deberá de agradecerle a Jon Harris, su reciente editor (T2: Trainspotting), el mantener un ritmo tan entretenido. Consideremos la habilidad para ir de un fenómeno mundial, de lo multitudinario, a lo más íntimo, los cuestionamientos de un individuo que tiene el poder de cambiar el mundo sin haberlo pedido. Gran acierto también es que el músico Daniel Pemberton (Steve Jobs) haya adaptado los éxitos sin cambiarlos dramáticamente, después de todo, el personaje quiere sonar lo más parecido a lo original. Eso sí, las canciones son usadas en momentos precisos, desde la inocente presentación de "Yesterday" hasta el grito interno de "Help!", todas, por cierto, interpretadas por el mismo Himesh Patel. Recalquemos entonces que no sólo son las partituras sagradas las que traen luz a la película, como sucedía con A través del universo, en Yesterday la historia tienen corazón propio.

    Es cierto que la pareja no tiene una química infalible y que si no se consigue aceptar la anécdota inicial, todo puede perderse en el sinuoso camino. Será mejor bajar las defensas y dejarse llevar por el viaje mágico que Boyle filmó con notoria alegría. Quitarse la idea de que es una película sobre The Beatles y que más bien Yesterday trata del amor, del arte, la fama e incluso sobre las odiosas disqueras que lo arruinan todo con su avaricia. Sólo hay que dejarla ser.

    Originalmente el papel de Ed Sheeran fue escrito para Chris Martin de Coldplay.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top