Mi cuenta
    Cherry
    Críticas
    3,5
    Buena
    Cherry

    Tom Holland no sólo es Peter Parker

    por Octavio Alfaro

    El mundo de los superhéroes en el cine ha llevado a la popularidad (o rescatado en algunos casos) a varios actores y actrices. Gal Gadot y su interpretación de Mujer Maravilla en la película homónima son el ejemplo perfecto o Hugh Jackman y su papel de Wolverine también funge como un caso de éxito. Justo un caso similar ocurre con Tom Holland, quien es mundialmente conocido como Spider-Man gracias a su incursión al MCU, pero ahora que han pasado cinco apariciones como Peter Parker (incluyendo dos películas individuales), el intérprete busca abrirse camino con otros personajes para ampliar sus posibilidades histriónicas. Cherry es la nueva cinta que protagoniza y en la que vuelve a hacer equipo con Joe RussoAnthony Russo (directores de Avengers: Endgame) en una propuesta multigénero de la que Holland sale bien librado.

    Cherry comienza como un drama romántico en el que un chico llamado como la película (Holland) busca la forma de atraer a una chica que ocupa sus pensamientos: Emily (Ciara Bravo), quien no parece convencida de querer al joven, pero finalmente le sigue el juego. Esta situación lleva al par de protagonistas a navegar en una serie de decisiones que no precisamente son las más afortunadas, detonando incluso conflictos mayores que incluyen robos a bancos, drogas y mucha improvisación; todo esto a raíz de unas cuantas palabras que eternamente los marcan.


     



    Del dramedy pasamos al lado bélico y regresamos al drama para después enfilarmos en una propuesta de crimen; la montaña rusa de Cherry. Esto habla de lo arriesgados que fueron los Russo, al contar una historia a través de varios géneros y no limitarse a relatar unos cuantos chispazos en la vida de un joven. Aunque parece algo intrigante de lejos, lo cierto es que la ejecución de la mezcla de tonos es interesante, quizá no lo ideal para algunos, pero que cobra una voz propia. Lo importante aquí es el viaje de Cherry (e indirectamente el de Emily) y justo ese es el punto que seguimos durante todo el tiempo.

    El protagonista crece, se curte, se rompe y también se equivoca frente a nuestros ojos, lo que permite sentirse cercano a su persona. Con esto en mente, es un acierto el que Tom Holland haya sido elegido para ser Cherry, ya que su estrella innata orilla a que no podamos ver con malos ojos al chico que navega muchas veces sin dirección y por ende comete actos sin sentido, espontáneos y hasta bobos en muchas ocasiones; simplemente se deja llevar por los sentimientos del momento y arrastra a más de una persona con ello.


     



    Holland demuestra que es más que un Peter Parker, pero su inocencia (quizá de la que nunca podrá desprenderse) continúa aflorando y no es malo, es parte de su esencia y justo ese motivo logra crear empatía. Le crees en su drama, quizá no mucho en su entrenamiento militar, pero sí cuando los problemas lo ahogan y no tiene de otra más que improvisar. No es perfecto, en su papel, pero sí constante. Hay varias escenas que las saca sin problema y otras tantas que parecen forzadas, aunque en términos generales sale bien librado de Cherry.

    Por otro lado, el problema principal de la cinta es su extensión. 2 horas y 22 minutos realmente es mucho tiempo para contar un coming-of-age del que realmente no hay cosas que no se hayan dicho previamente en otras propuestas. Hay secuencias tediosas que quizá hubiera resultado mejor acortar o incluso omitir por completo, todo en aras de encontrar un ritmo mucho más acorde a un público casual y no solamente al que quiere ver a Tom haciendo un papel distinto al de Spider-Man.


    Tom Holland volvió a estar bajo la dirección de los hermanos Russo en 'Cherry'.


    Otro detalle que juega en contra de Cherry es su final; cuando parecía que las cosas iban a cerrar hay una secuencia que le quita méritos a la historia, a la valentía (si se le quiere llamar así) y a la credibilidad, ya que se desajusta a lo que habían mostrado e incluso luce muy inverosímil. No descarto que haya situaciones así en la vida real, pero sencillamente no era el estilo del largometraje.

    Pasando a Ciara Bravo, realmente es una revelación en varias escenas, ya que sorprende no sólo por su belleza, sino por su imán con la cámara. Logra crear un vínculo con el espectador, a pesar de no estar demasiado tiempo en pantalla. Deja brillar a Tom, pero encuentra el hueco para que no quede opacada. Hay secuencias en las que quizá pudo haberse desempañado mejor, pero lo cierto es que logra atraer la atención.


    Ciara Bravo logra brillar en 'Cherry'.


    Por último, no quiero dejar de mencionar la fotografía de Cherry bajo el mando del cinefotógrafo Newton Thomas Sigel (Drive), quien logró darle identidad visual a Cherry jugando con los reflejos, los aspectos, los encuadres y hasta unas tomas muy vistosas desde lo alto, por lo que así se compone esta película que estrena en Apple TV+ y que sin duda atrae la atención; tiene cosas relevantes, un protagonista que carga con la cinta sin problema, cierto riesgo a la hora de mezclar géneros y un poco de ambición desbordada que tropieza lo contado en ciertos tramos, pero en general Cherry logra inclinar la balanza a su favor.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top