Calificar películas
Mi SensaCine
    Tom y Jerry
    Críticas
    2,5
    Regular
    Tom y Jerry

    ¿Había necesidad de conservar la apariencia 2D?

    por Cristina Ibañez

    Los célebres gato y ratón de Hanna-Barbera  son sin duda leyendas de la animación estadounidense. Sus persecuciones dibujadas a mano desde la década de 1940, robaron un sinfin de carcajadas a niños, que se hicieron adultos y que pasaron el gusto generación tras generación, aunque no creo que sean tan significativos para los más jóvenes hoy. Por eso la actualización de Tom y Jerry en largometraje deja más dudas que aciertos de su regreso a 80 años de su creación.  

    En la película Jerry se muda al mejor hotel de la ciudad de Nueva York en vísperas de "la boda del siglo" entre dos de las figuras más mediáticas de la ciudad, lo que obliga a Kayla (Chloé Grace Moretz) a contratar a Tom para deshacerse de él, pero este antiguo conflcito del gato cazando al ratón desencadenará un sinfin de enredos entre los trabajadores del hotel y los futuros novios. 

    ¿Apelamos  a la nostalgia? No lo creo, pues ni la comedia ni la trama terminan de cuajar en esta fusión entre la realidad y dibujos animados, provocando que quizá sólo sea atractiva para niños quienes ven estos personajes como un par de animales divertidos, y no como leyendas de la animación que tienen un regreso triunfal. Simplemente no es la producción que las generaciones que disfrutaban la serie hubieran esperado (si alguien lo hacía). 

     

    Para busca fidelidad con el material de origen, decidieron imitar el estilo de la animación en 2D, más no se siente del todo efectivo, pues los personajes se desarrollan en el mundo real, siendo una especie de animación en 3D que no quería serlo. No obstante, la decisión del director Tim Story de conservar la apariencia original de Tom y Jerry no se solidifica de la misma forma en la que Robert Zemeckis jugó con ¿Quién engañó a Roger Rabbit? , o en las primera entrega de Los Pitufos. De hecho, me pareció perturbador que no se justifique por qué los humanos conviven en el mismo plano con las caricaturas como en Space Jam protagonizada por Michael Jordan. Simplemente están ahí y no existe esta distorsión cómica de la realidad. 

    Pero más allá del formato híbrido, la razón por la que quizás no terminan de cuadrar los personajes animados con el elenco, encabezado por Chloë Grace Moretz y Michael Peña, radica en la poca condensación del guion que no sabe a quien hablarle. No existe como tal un conflicto emocional sólido que enganche a la audiencia con estas aventuras. Se convierte en un juego del gato y el ratón, que sí es lo que esperamos en los cortometrajes de la televisión, pero que después de hora y media de exponerse  esta película, termina siendo extremadamente aleccionador. De hecho, le dejan el foco de la comedia a Chloe Moretz, que de repente nos traslada a una comedia romántica. 

    Este podría ser el inicio de una infinidad de producciones de Hanna-Barbera que combinen el live action con la animación, sin embargo, hay muchos detalles que valdría la pena reconsiderar. Sí, Tom y Jerry puede ser buena opción para que los chicos se diviertan, pero no estoy segura de que se convierta en una de esas películas que los niños pueden ver una y otra vez sin aburrirse. 

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top