Calificar películas
Mi SensaCine
    108 costuras
    Críticas
    2,5
    Regular
    108 costuras

    Así en la vida como en el béisbol

    por Uriel Linares

    Los deportes comparten el mismo ADN que la vida misma, logrando transformar la historia de cualquier ser humano. Estoy seguro que muchos hemos soñado al menos una vez con ser un deportista famoso y entrar a un titánico estadio mientras sus luces logran cegarnos por un instante; sólo la antesala de una noche mágica. Si eres un verdadero fanático de los deportes puedes entender perfectamente esta referencia y quizá no puedas resistirte a 108 costuras, la nueva película de Kuno Becker, aunque esta vez porta una manopla y juega sobre el prestigioso diamante.

    La historia sigue la vida de Reynaldo (Kuno Becker) y Mauricio (José Ángel Bichir), quienes se conocieron desde pequeños gracias al béisbol en su natal Nuevo León, Monterrey, y fue desde ese instante que sus vidas fueron unidas por las famosas 108 costuras que mantienen unida la pelota. Su amistad se volvió sin igual a tal grado de convertirse en almas gemelas; juntos buscan su más grande sueño: ser jugadores profesionales. Sin embargo, el camino no es sencillo y tienen que sobreponerse ante las duras pruebas que la vida misma les pone.


    Ya nos hacía falta una película sobre el también llamado “Rey de los deportes”, uno de los deportes más practicados del mundo y por supuesto con mayor afición. Kuno Becker protagoniza esta película; actualmente no existe ningún otro rostro que el público mexicano asimile con un deportista en la pantalla grande. Su paso por la famosa trilogía de ¡Gol! le valió este merecido reconocimiento.

    Es claro que pocas cosas en la vida nos sacuden con tanta pasión como los deportes, ya que los mismos atletas siguen siendo seres humanos (aunque hay casos en los que realmente se alejan de esta característica) y han tenido que pasar duros momentos para llegar allí, frente a ojos de millones de espectadores que corean sus nombres. Y en gran parte esta película logra retratar esa entrega sin la necesidad de exigir demasiados conocimientos por el béisbol.



    Esto es realmente esencial, no necesitas ser un experto, conocer cada línea del reglamento ni seguir minuciosamente el conteo de strikes, bolas y outs por entrada para conectar con la historia; un acierto por parte de su director y co-guionista, Fernando Kalife (7 días). Esto logra crear una conexión con el deporte y el mundo que le rodea, por ello podrás relajarte (si no eres un gran conocedor del béisbol) y estar a la espera de un drama de vida construido sobre el montículo del diamante, allí donde sólo el pitcher podrá ver el destino de su equipo.

    Ya había mencionado la participación de Becker en la cinta, sin embargo, no está solo y logró crear una atractiva química actoral con José Ángel Bichir. Juntos son los responsables de cargar sobre sus hombros esta historia. Todo indica que Kuno ha encontrado en los deportes un espacio único para desarrollar parte de su carrera al lograr una conexión con el espectador, en esta ocasión puedes percibir las alegrías y frustraciones que vive su personaje.



    A pesar de esta dupla actoral, el drama emocional de la película no llegó con la fuerza que se esperaba al tratarse de una historia de béisbol, ejemplos exitosos hay muchos y cada uno de ellos con una perspectiva diferente sobre el rey de los deportes: Por Amor (Sam Raimi, 1999),  El juego de la fortuna (Bennett Miller, 2011) o Curvas de la vida (Robert Lorenz, 2012); cada una de ellas consiguió presentar un personaje único que dedica su vida entera al béisbol mientras el espectador se va adentrando en su vida y su mente.

    Y esto último nunca llega en la cinta mexicana, la fórmula que sigue su argumento es carente de peso dramático y nutridos diálogos, esto aleja a su grupo de personajes de volverlos memorables. Inclusive puede notarse una falta de timing al momento de presentar momentos dramáticos, algunos simplemente suceden con pequeñas líneas incapaces de exprimir el impacto de la situación en turno. Sí, la insatisfacción se hace presente.

    108 costuras es una cinta que decidió apostar por uno de los deportes que tanto han marcado la historia deportiva de México, hecho que millones de aficionados agradecerán. Y si se trata de buenas decisiones, tomar una historia que se aleje por un momento del fútbol es ya un paso valiente en nuestro país, y no se trata de ver con malos ojos al balompié nacional, sin embargo, es importante mostrar al público la valía e importancia de otros deportes. Esta cinta no será recordada como la mejor del género, pero sí como una propuesta digna de verse ya que en ella existe inspiración en hechos reales, los cuales quedarán inmersos en tu memoria.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top