5 sangres
Críticas
3,5
Buena
5 sangres

¿De lo mejor de Spike Lee?

por Iván Romero

Justo cuando Estados Unidos hay protestas contra crímenes realizados hacia la comunidad afroamericana, el impacto de la nueva película de Spike Lee llega a Netflix con 5 sangres, un documento contundente y pertinente para seguir abriendo la conversación del racismo y la violencia que se respira en pleno 2020. El filme continúa sobre la línea con los múltiples discursos sociales que hemos visto en largometrajes como El Infiltrado del KKKlan, ya que puede etiquetarse de thriller por un lado, pero también como un testigo histórico sobre parte de lo ocurrido en la guerra de Vietman, cargado evidentemente con un comentario racial que es la estructura del relato en sí.

5 sangres sigue a cuatro veteranos de Vietnam: Paul (Delroy Lindo), Otis (Clarke Peters), Eddie (Norm Lewis) y Melvin (Isiah Whitlock Jr.), todos hombres de color y que deciden regresar a Vietman para rescatar el cuerpo de uno de sus hermanos: Norman (Chadwick Boseman), para honrarlo y recuperar una maleta con lingotes de oro que pertenece a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) que enterraron con él en 1971. “Sangres” era el término que utilizaban en el ejército para llamar a los soldados negros, una expresión que significaba “Hermanos” y no era nada despectivo o denigrante. Quien Más resalta en la película es Delroy Lindo, quien podría ser considerado como contendiente en la temporada de premios, ya que destaca brutalmente por su sensible interpretación, aunque claro, sin demeritar el gran trabajo que hace el ensamble en conjunto.


 



Complejos y puntuales los apartados que intenta abarca Lee en el metraje, sin embargo, hay aspectos muy sencillos que es importante notar sobre su nueva obra y que, a diferencia de otros trabajos previos del cineasta, pueden catalogar a 5 sangres como su película más ambiciosa, aunque la más cuestionable en cuanto a decisiones narrativas. La historia tarda en arrancar por lo menos una hora, ya que tiene una introducción bastante larga, lo cual hace que en total el filme roce las dos horas y media de duración y en algún momento del primer acto llegas a sentirte abrumado de tantas situaciones que Spike mezcla con la historia principal. No deja de ser interesante y relevante para el comentario social, pero menos sólido en comparación con otras cintas del realizador.

Lo anterior no significa que lo que hace Lee no sea meritorio, ya que el resultado sin duda pondrá a 5 sangres entre las mejores películas del año y uno de los proyectos más controvertidos. Hasta ahí, un logro para Spike Lee. Su cinta está llena de imágenes de archivo editadas sobre eventos importantísimos en la historia y se intercalan con la ficción, haciendo de ésta un testamento visual; la llegada del hombre a la Luna, la guerra de Vietman, la renuncia del presidente Nixon, la revolución de las Panteras Negras, que no era nada más que la organización nacionalista negra en Estados Unidos que nació en los años 60, lo sucedido con Malcolm X, y declaraciones de Muhammad Ali, entre mucho pietaje más.




En la ficción nos vemos envueltos en un thriller lleno de altibajos, en el que los cinco protagonistas se enfrentan no solamente a complicadas situaciones que les impiden salir ilesos de su meta, sino que tienen conflictos entre ellos mismos; las diferencias y motivaciones de cada uno salen a flote y es ahí cuando Lee empieza hilar los momentos más interesantes de la historia, porque conocemos más a estos personajes y nos introduce en el particular viaje.

5 sangres es un ejercicio cinematográfico al que incluso es difícil encontrarle el tono exacto. Las libertades que tuvo el cineasta en pro de crear este nuevo relato bélico son notorias. ¿Llegará a trascender dentro de la filmografía del cineasta? Lo más seguro es que sí, aunque a título personal no creo que sea uno de los trabajos más sólidos de Lee. Visualmente es impactante y llega justo en un momento histórico de la comunidad afroamericana y en medio de una pandemia en el planeta, lo cual le ayudan en cuanto a notoriedad. El talento del cineasta no hace falta subrayarlo, porque también esta película se encarga de hacerlo, pero de haberse contenido más, quizá nos encontraríamos ante lo que muchos llaman una obra maestra.

Back to Top