'Élite 3': Lo bueno y lo malo de la tercera temporada
Por Iván Romero — 15 mar. 2020 a las 10:07
facebook Tweet

Los alumnos de Las Encinas ya se graduaron del colegio.

La última vez que visitamos Élite, las cosas no iban muy bien que digamos. Después de una larga búsqueda, Samuel (Itzan Escamilla) apareció y resultó aliarse con Guzmán (Miguel Bernardeau) para tronar a Carla (Ester Expósito) y hacer que revelara la verdad respecto al asesinato de Marina (María Pedraza). “La marquesita” no pudo más y confesó que Polo (Álvaro Rico) la había matado con el trofeo del colegio en un accidente de ira. Polo fue detenido, pero gracias a que Cayetana (Georgina Amorós) escondió el trofeo su novio pudo salir y sorpresivamente regresó a Las Encinas sin ningún empacho.

Ahora, seis meses después del estreno de la segunda temporada del exitoso drama juvenil en Netflix, llega la tercera entrega para cerrar algunas tramas y finalizar un ciclo con el asesinato de Marina, el cual ha sido la excusa para ligar 24 episodios directa o indirectamente. Hace un par de semanas se lanzó el tráiler oficial en el que nos enteramos de que esta vez se trataría nuevamente sobre la muerte de un alumno del colegio: Polo, lo cual parece sentirse como una especie de justicia divina argumentalmente hablando; un karma para el asesino que buscaba una redención desde la temporada pasada. Muchos dirían que resulta un poco cansado el formato de interrogatorio con hechos narrados antes y después en cada uno de los episodios, pero sería un tanto injusto ya que este es el ADN de la serie y lo que la caracteriza.

 

Por fortuna y a pesar de dejar algunos hoyos argumentales evidentes a lo largo de la temporada, Carlos MonteroDarío Madrona (creadores de la serie) vuelven a darnos un producto entretenido, adictivo y con un último episodio entrañable, emocional y mucho más íntimo que frenético como en temporadas anteriores. La fórmula de no saber quién es el asesino funciona nuevamente y los espectadores adivinan quién pudo ser, ya que todos tienen motivos para desquitarse con Polo tras su regreso a Las Encinas, lo que provoca en cada personaje un efecto y una serie de situaciones que haría que, tal y como fue con Marina, desembocara en un crimen.

Las piezas son lanzadas en los ocho capítulos de 50 minutos aproximadamente para que en el último todo cuadre como rompecabezas y antes de llegar a él tengamos la sospecha e incluso, hasta seguridad de quién cometió el asesinato. A la par las historias personales de Carla, Lu (Danna Paola), Nadia (Mina El Hammani), Omar (Omar Ayuso), Guzmán, Ander (Arón Piper), Rebeka (Claudia Salas), Valerio (Jorge Lopez) y Cayetana se siguen desarrollando y en su mayoría evolucionan de manera creíble generando un arco interesante de cuando los conocimos en la temporada pasadas.

Pulsa SIGUIENTE para seguir leyendo…

facebook Tweet
Te puede interesar
Te recomendamos
Back to Top