'Milagro en la celda 7': ¿Qué enfermedad tiene el protagonista?
Por Uriel Linares — 30 mar. 2020 a las 12:02
facebook Tweet

La discapacidad que muestra Memo sin duda es fundamental para la historia de esta emotiva película turca, pero ¿en qué consiste?

Milagro en la celda 7 no sólo nos conmovió inmensamente hasta llevarnos al borde de las lágrimas, también reabrió nuestra percepción hacia las personas con capacidades diferentes, quienes pueden tener una vida perfectamente normal con el cuidado adecuado, es por ello que vamos a contarte sobre el padecimiento que tiene Memo (Aras Bulut Iynemli), el amoroso padre que es acusado injustamente por un crimen que no cometió.

Desde los primeros momentos de la película conocemos la conexión única que tiene Memo con su hija: Ova (Nisa Sofiya Aksongur) y cómo él debe sobreponerse ante las miradas acosadoras y comentarios ofensivos de todos los habitantes de su pequeño poblado. Incluso se menciona que “es un retrasado”, término que actualmente ya no es tan utilizado, pero al que -desafortunadamente- nos hemos acostumbrado.

¿EN QUÉ CONSISTE EL RETRASO DE MEMO?

De acuerdo con la American Academy of Pediatrics (AAP) y a la Section on Developmental and Behavioral Pediatrics (SODBP) el término que debe utilizarse debe ser “discapacidad intelectual” y no “retraso mental” o conceptos similares. Además no es considerada un síndrome ni una enfermedad, por lo que es realmente complicado identificar previamente las características clínicas de cada persona, por ello cada caso es distinto y deberán hacerse exámenes para conocer su gravedad.

Las personas con discapacidad intelectual presentan (en su mayoría) dificultades en la comunicación y aprendizaje, conductas asociales, problemas de higiene, falta de asimilación en conductas erróneas, de entendimiento sobre normas sociales y de pensamiento lógico. La discapacidad intelectual se encuentra entre el 0,5 al 2,5% de la población menor de 14 años y sólo el 0,3% de la población mundial muestra un caso grave.

Hasta el momento se desconoce el origen del 55 al 65% de los casos, sin embargo, se han encontrado múltiples razonas por las cuales una persona podría tener esta discapacidad comenzando por un origen prenatal, alteraciones genéticas, anomalías cromosómicas, errores congénitos del metabolismo, malformaciones cerebrales, malnutrición grave, prematuridad, traumatismo craneal e inclusive infecciones intracraneales.

También es común que las personas con discapacidad intelectual presenten algún grado de autismo, hiperactividad y déficit de atención; esto último termina por dificultar sus interacciones escolares o laborales. Este padecimiento no tiene cura, sin embargo, con un adecuado tratamiento médico las personas afectadas pueden desarrollar destrezas que le faciliten su ritmo de vida e incluso formar parte del ritmo social en cualquier parte del mundo.

Es así como Memo en realidad sufre de discapacidad intelectual y por ello la abuelita de Ova le menciona que su padre parece tener la misma edad que la pequeña. Incurable, como ya lo mencionamos, pero a final de cuenta Milagro en la celda 7 demuestra que eso no le quita su capacidad de amar incondicionalmente y que puede vivir una vida plena siempre ayudado por la comprensión de la sociedad.

facebook Tweet
Te puede interesar
Te recomendamos
Back to Top