Mi SensaCine
    'The Last Dance': La historia real detrás del envenenamiento a Michael Jordan en la docuserie de Netflix
    Por Octavio Alfaro — 18 may. 2020 a las 21:04

    El penúltimo episodio de la serie de Netflix: 'The Last Dance' tiene una revelación importante sobre uno de los partidos más famosos de Michael Jordan.

    Vaya que disfrutamos de la serie documental: The Last Dance, en la que no sólo exploramos a detalles la vida profesional y hasta personal de Michael Jordan, considerado por miles de personas como el mejor basquetbolista de la historia, sino que también echamos un vistazo a las situaciones que rodeaban a sus compañeros y, por supuesto, a las circunstancias que provocaron que la temporada de 1997-98 fuera la última en la que jugó con los Chicago Bulls, así como a la disolución del equipo en ese mismo periodo de tiempo.

    El noveno episodio de la producción de ESPN y Netflix hizo una revelación importante sobre el “Flu Game”, el famoso partido en el que “MJ” jugó enfermo y aun así dio una de sus actuaciones más memorables y eso que la presión estaba a tope, ya que se trataba del quinto partido de las finales de la NBA y los Bulls enfrentaban a los aguerridos de Utah Jazz. Resulta que en realidad no tenía gripe (como el nombre del partido lo indica) sino que en realidad fue intoxicado con la comida que ingirió una noche antes y vaya forma con la que provocaron esta situación.

     

    Jordan estaba en un hotel en Utah y eran aproximadamente las 10 de la noche cuando le dio hambre. Con él estaba Tom Grover (entrenador personal de MJ) y George Koehler (asistente personal y mejor amigo de Mike), quienes al saber que la cocina del lugar ya había cerrado decidieron buscar alternativas para encontrar comida y el único lugar que hallaron abierto fue una pizzería.

    NO TE PIERDAS: 'El último baile': El material inédito del rodaje de 'Space Jam' que presentan los nuevos episodios

    Cuando la pizza llegó a su habitación extrañamente cinco personas fueron las que la entregaron, lo que resultaba muy extraño y era evidencia de que sabían que era para Michael el alimento. “Tomé la pizza, les pagué y la puse abajo y dije: ‘Esto huele mal’” menciona Tom en el documental. Con todo y el presentimiento permitieron que Jordan se comiera todas las rebanadas: “Comí la pizza, toda yo solo. Nadie más comió. Y me desperté a las 2:30 vomitando a diestra y siniestra” comenta Michael.

    NO TE PIERDAS: 'Space Jam': ¿Por qué tardó 25 años en llegar la secuela?

    Evidentemente esto derivó en un serio malestar estomacal para Michael Jordan, pero al día siguiente debían enfrentar a Utah Jazz en las finales, por lo que su participación era imprescindible. Si bien comenzó muy desanimado y errático en su juego, para el 23 de los Bulls era mentalidad y gracias a su ambición por ganar se fue recuperando y terminó liderando a su equipo hacia la victoria y marcó 38 puntos, cinco asistencias y tres robos, lo que le dio a Chicago la tercera victoria de la serie de las finales y la postre influyó para que obtuvieron el campeonato. Vaya forma de curarse.

    facebook Tweet
    Te puede interesar
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top