Calificar películas
Mi SensaCine
    'Work It: Al ritmo de los sueños': Final explicado de la película de Netflix
    Por Octavio Alfaro — 8 ago. 2020 a las 10:12
    facebook Tweet

    'Work It: Al ritmo de los sueños' se estrenó en Netflix, orillando a que muchas personas quisieran bailar, sin embargo, ahora es turno de analizar el final de la película y hablar de esos detalles de los protagonistas.

    ¡ALERTA, SPOILERS A CONTINUACIÓN!

    Work it: Al ritmo de los sueños llegó a Netflix para poner a bailar a más de uno, y es que la película está siendo una sensación debido a la empatía que provoca y las ganas de mover el cuerpo al compás de una buena canción. Sin embargo, hay algunas preguntas y situaciones que vale la pena retomar para analizarlas en nuestro final explicado, después de todo las cosas cambiaron del principio al fin para varios de los protagonistas.

    QUINN ACKERMAN Y SU DECISIÓN SOBRE LA UNIVERSIDAD

    En un comienzo la aspiración principal de Quinn Ackerman (Sabrina Carpenter) era entrar a la universidad de Duke para seguir los pasos de su padre, ya que él había asistido a esa academia años atrás y después de su fallecimiento para la chica era algo especial entrar a estudiar ahí, ya que la conectaría en muchos sentidos con su papá, o al menos eso ha creído por muchos años. Y justo por esa razón y una mediocre entrevista en Duke debe aprender a bailar y participar en Work It, para así tener una mejor oportunidad de que la admitan.

     

    Sin embargo, entre armar a un nuevo grupo de baile y practicar, Quinn descuida sus estudios y baja su promedio, lo que reduce sus posibilidades de ir a Duke. Pese a ello se siente contenta con lo que está haciendo y se da cuenta que las experiencias de vida son las que se quedan en la memoria y no aquellas por las que te esfuerzas como dicta el manual sin darte un tiempo para la diversión.

    'Work It: Al ritmo de los sueños': Netflix y su nueva película que te pone a bailar causa sensación

    Es por ello que cuando TBD gana Work It el mundo de Quinn toma un giro radical, ya que la encargada de las admisiones en Duke: Veronica Ramirez (Michelle Buteau) ya no trabaja ahí, por lo que de cierta forma fue innecesario que la chica aprendiera a bailar para aspirar a esa academia. Sin embargo, se le abrió una nueva oportunidad, ya que la orientadora ahora labora en la Universidad de Nueva York y le ofrece una entrevista a Quinn para que medite al respecto.

    Esto significa que la protagonista tiene muy pocas posibilidades de entrar a Duke, ya que su promedio decreció y ya no hizo un esfuerzo más por corregir el camino, pero ahora la Universidad de Nueva York parece su nueva parada. Aunque no mostró mucho entusiasmo por la oportunidad, descubrió una actividad que realmente le apasiona y que probablemente seguirá en el futuro.

    Eso sí, al parecer la relación con su madre y la disputa por la universidad quedó en el pasado, ya que cuando su mamá la ve bailar queda maravillada con lo que hace su hija, por lo que asumimos que estará de acuerdo con cualquiera que sea la decisión de Quinn, mientras esta última quizá tenga se sienta mal por no seguir los pasos de su padre, pero a la vez sabrá que él hubiera estado de acuerdo con tomar la oportunidad de ir a otra universidad.

    Pulsa SIGUIENTE para seguir leyendo…

    facebook Tweet
    Te puede interesar
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top