Mi cuenta
    'Somos.': Estos son los hechos reales detrás de la nueva serie de Netflix
    Por Uriel Linares — 2 jul. 2021 a las 11:00

    'Somos.' se ha colocado como la serie más vista en Netflix México y está basada en la investigación periodística de Ginger Thompson sobre la masacre en Allende, Coahuila en 2011. Estos son los hechos reales detrás de la producción.

    Somos., nueva producción original de Netflix que retrata una de las heridas por narcotráfico más profundas de nuestro país, se ha colocado como el contenido más visto en Netflix México. La miniserie está basada en la investigación periodística de Ginger Thompson y fue escrita y producida por James Schamus, Mónika Revilla y la autora mexicana Fernanda Melchor. Se trata de una ficción que plasma los hechos ocurridos el 18 de marzo de 2011 en Allende, Coahuila, cuando un grupo de sicarios pertenecientes al cártel de Los Zetas, desataron una masacre con el fin de castigar la deslealtad de uno de sus miembros. Estos son los hechos reales detrás de la serie.

    El reportaje de la periodista Ginger Thompson, titulado Anatomía de una masacre, es descrito por la autora como "la historia del asalto mortal a un pueblo mexicano cerca de la frontera con Texas. Y la operación antidrogas estadounidense que lo desencadenó". En la extensa investigación se incluye la siguiente declaración de José Juan Morales, coordinador de investigadores, Subprocuraduría de Personas Desaparecidas en el estado de Coahuila:

     

    "Tenemos testimonios de personas que afirman que participaron en el crimen. Se hablaba de alrededor de 50 camionetas que llegaron a Allende con gente vinculada al cartel. Ingresaron a domicilios, los saquearon, quemaron. Después de saquearlos, llevaron a las personas que vivían en los domicilios a un rancho a las salidas de Allende."

    Primero los mataron y luego los metieron a una bodega donde había pastura, los rociaron con diésel y les prendieron fuego. Estuvieron alimentando el fuego horas y horas.

    ¿EXISTE UN MOTIVO CLARO DETRÁS DE LA MASACRE?

    La masacre de Allende no tiene cifras definitivas, tampoco números claros, pero la investigación del académico Sergio Aguayo en colaboración con la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), menciona que es posible hablar de un aproximado de 300 desaparecidos. El dato anterior contrasta con una recopilación de sucesos por parte de la BBC en la que se menciona que el expediente oficial de la Fiscalía únicamente contempla 42 personas desaparecidas entre enero de 2011 y agosto de 2012.

    De acuerdo con información proveniente del académico, fueron los hermanos Miguel Ángel Treviño Morales (alias el Z40) y Omar Treviño Morales (también conocido como Z42), ex líderes de Los Zetas, quienes ordenaron la matanza. La razón: creían que dentro de su organización había algunos traidores que filtraban información valiosa a las autoridades de Estados Unidos, además de haber robado al cártel 10 millones de dólares provenientes de la venta de drogas en el país.

    Su principal sospechoso fue Alfonso Poncho Cuéllar y sus empleados Héctor "El Negro" Moreno y Luis "La Güiche" Garza, quien precisamente habitaba en la ciudad de Allende y fue motivo suficiente para desconfiar de él y "castigar su deslealtad". Fue entonces que un grupo armado asesinó a familiares y conocidos de los supuestos responsables de robo y filtraciones sensibles en el pueblo. 

    AUTORIDADES COLUDIDAS EN EL CASO ALLENDE

    Una masacre tan grande como la ocurrida en Allende, Coahuila no debía pasar desapercibida por las autoridades locales, sin embargo, se tiene registro que alrededor de 20 miembros de la policía municipal recibieron órdenes para "no salir a patrullar, ni responder a los llamados de auxilio que se presentaran", mucho menos de "levantar a cualquiera de apellido Garza", se menciona en la investigación conjunta del CEAV, publicado en 2016 por El Colegio de México.

    Se tiene registro de dos sobrevivientes de la masacre de Allende: una pequeña de cinco años y uno de tres. Fue una policía con vínculos directos al grupo delictivo que dio con los menores y decidió entregarlos a una casa hogar en Piedras Negras, Coahuila; posteriormente fueron recogidos por sus parientes con quienes viven en la actualidad.

    Somos. recreó el pueblo de Allende en Durango y el reclusorio de Coahuila (donde sucede gran parte de la acción del último capítulo) en un centro de readaptación de la ciudad Gómez Palacio. La primera temporada que ya está disponible en Netflix está conformada por seis episodios y cuenta con la participación actoral de Kerry Ardra, Everardo Arzate, Iliana Donatlán, Josue Guerra y Mercedes Hernández.

    facebook Tweet
    Te puede interesar
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top