Mi SensaCine
    Cruella
    Críticas
    4,0
    Muy buena
    Cruella

    Una historia de origen encantadoramente perversa

    por Cristina Ibañez

    Aunque romantizar a los villanos es un arma de doble filo con la que no se debe de jugar, Cruella es una producción encantadoramente perversa y maravillosamente entretenida. Interpretada por Emma Stone, esta villana regresa a la pantalla grande con una historia de origen que se apoya en un interesante contexto político y social para retratar cómo comenzó sus días de maldad, dando como resultado una producción que, si bien no es tan oscura como lo merecía, sí es absolutamente divina.
     
    Ambientada en los años 70 en Londres y en medio de la revolución del punk rock, la trama sigue a una joven estafadora llamada Estella (Emma Stone) quien es una chica inteligente y creativa decidida a hacerse
    un lugar en la industria de la moda con sus diseños de ropa. Pero, tras una serie de revelaciones, la protagonista abrazará su lado perverso y se convertirá en la disonante, vanguardista y ávida de venganza Cruella De Vil.


     

     


    Cruella
    es una película absolutamente divina, es una producción deliciosamente diabólica y maravillosamente malvada. No obstante, como estamos hablando de un título de Walt Disney Pictures, la trama no pudo ser tan oscura como lo merecía. Digamos que, aunque es una de las producciones más oscuras del estudio, pudo haber explorado todavía más a fondo en el lado sádico de la protagonista. 



    Esta producción es como una versión del Joker para niños porque conocemos a detalle la oscura y deprimente historia de origen de una popular villana; sin embargo, la película termina más por emancipar a la protagonista que por retratar los alcances que todos sabemos que tiene. En pocas palabras, hizo falta que la protagonista desconectara con su verdadera identidad en una escena que nos dejara con los ojos cuadrados como en la secuencia de Guasón cuando el personaje de Joaquín Phoenix le dispara a Robert De Niro, pero como estamos hablando de un título de Disney, evidentemente se tenía que suavizar el contexto de la protagonista.

    Pero a pesar de esto, la película funciona y sin duda es una de las mayores sorpresas del verano. La trama es audaz e innegablemente escandalosa, de hecho, la misma Emma Stone la describe como una de las películas más irreverentes y oscuras de Disney. Ahora bien, en ciertas secuencias la trama se debilita y la duración es mucho más larga de lo que verdaderamente se necesitaba.


    Disney
    Emma Stone interpreta a Estella / Cruella en la película de origen de la villana.


    Y hablando de Emma Stone, su interpretación es simplemente espectacular. Es bien sabido que la ganadora del Oscar por La La Land: Una historia de amor es una estupenda actriz y en esta película es la perfección como Cruella. Por otro lado, la otra villana, interpretada por Emma Thompson también da vida a su personaje, la baronesa Von Hellman, con un encanto perverso. Ambas comforman una dupla tan entretenida como la de Miranda Priestly (Meryl Streep) y Andy (Anne Hathaway) en El diablo viste a la moda. 


    Por otro lado, las películas en las que el contexto se convierte en un personaje más para la trama se disfrutan demasiado, y en esta producción el movimiento punk rock de los 70 es un protagonista más en la historia. El director, Craig Gillespie (Yo, Tonya), se preocupa por destacar la influencia de leyendas de la música como Blondie o The Doors al mismo tiempo que enaltece la influencia que dejaron Vivienne Westwood y Malcolm McLaren en la industria de la moda. 


    El movimiento punk rock se caracterizaba por la refutación intencional del exceso percibido y en esta película lo que más sobran son los excesos. 
    Cada vestuario, además de rendir homenaje a las piezas de ropa deliberadamente ofensivas de la época, también retratan la revelación contra la imagen estereotipada de la mujer, combinando ropa delicada con ropa que se consideraba masculina.


     


    Además, la moda punk incorporaba objetos cotidianos como las bolsas negras de basura para crear faldas o vestidos y la diseñadora de vestuario, Jenny Beaven, quien sin duda merece un Oscar, jugó con más de 47 vestuarios solamente para la protagonista para enaltecer cada uno de estos elementos que caracterizaban al movimiento. 



    El trabajo detrás de cada referencia a la moda punk rock de los 70 en Inglaterra es, sin duda, uno de los aciertos más grandes de este título y me resumo a decir que esta película es una carta de amor a la música y la moda de esa época que hasta la fecha influyen en nuestro entorno



    El director se permite contar una historia que encaja con las nuevas generaciones sin dejar atrás la esencia de la villana. De hecho, hay varias escenas o guiños tanto a la película animadas, 101 Dálmatas: La noche de las narices fríascomo al live action 101 Dálmatas ¡Ahora la magia es real! protagonizado por Glenn Close, quien ahora funge como productora de esta historia de origen. Esta película es escandalosa de pies a cabeza y atrevida hasta en el hecho de que por primera vez se retrata a un personaje abiertamente homosexual.


    Disney
    'Cruella' estrenó a la par en cines y Disney+.

    Cruella es uno de los remakes live action más fuertes de Disney que brinda una historia de origen actualizada para una nueva era. Es maravillosamente malvada y exageradamente entretenida, aunque cabe destacar que vale la pena verla en pantalla grande para disfrutar de la experiencia cinematográfica. 

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top