Misión: Imposible - Repercusión
Críticas
4,0
Muy buena
Misión: Imposible - Repercusión

Imposible que no mantenga al borde de tu asiento

por Bernardo Rebollo

El cine, sobre todo en el verano, está repleto de sorprendentes películas de acción que cuentan con grandes efectos especiales y un impresionante elenco. Sin duda, una de ellas es Misión: Imposible - Repercusión, en donde vemos el regreso de Ethan Hunt y su equipo, que en esta ocasión viajarán a distintas partes del mundo con el objetivo de evitar un atentado nuclear orquestado por el villano Solomon Lane y una organización secreta muy peligrosa llamada: Los apóstoles. 

Misión: Imposible - Repercusión es básicamente lo mismo que las demás: Ethan recibe un paquete con una peligrosa misión, llama a su equipo y luego hace cosas que parecen imposibles.  Pero entonces, si es casi lo mismo de siempre, ¿por qué la gente y la crítica se están volviendo locos por Misión: Imposible - Repercusión? Por tres cosas:

La primera:  Tom Cruise

Tom y su negligencia para usar un doble en la mayoría de sus escenas de acción ha servido de gran publicidad para la franquicia. Los detrás de cámaras en donde lo vemos realizando las peligrosas acrobacias, han hecho que la película se sienta real. Y en esta película el actor fue muy lejos para lograr el realismo, al grado de romperse el tobillo al chocar contra un edificio o casi perder la vida en una acrobacia en helicóptero. Basta con observar a la audiencia en el cine sufriendo con cada escena, para darse cuenta que el riesgo vale la pena y que éste es punto clave del éxito de la saga.

La segunda: El poco uso de la pantalla verde

Casi nada de lo que ves en cine está hecho en un set con pantalla verde. Los directores y Cruise siempre han querido que las películas se sientan lo más real posible, por lo que han luchado para que todo lo que veas sea lo más puro que se pueda. Sí, Tom está escalando una montaña; sí, Tom está caminando sobre el Burj Khalifa, y sí, Tom está agarrado de un avión que va volando. En Repercusión, el director Christopher McQuarrie y el equipo de producción hicieron cosas impresionantes, como grabar un salto HALO.  Este elemento es indispensable para que como espectador te olvides que estás viendo una película y sientas que estás ante algo 'en vivo'.

La tercera: El elenco

Los personajes secundarios en la película importan y ayudan: no son meros espectadores y porristas del protagonista. Y es que cada escena de acción cuenta con tres historias diferentes que están sucediendo al mismo tiempo, y las tres son muy emocionantes. En Misión: Imposible - RepercusiónSimon Pegg sirve como un gran comedy relief para brindar un toque de humor a todas las escenas tensas; Ving Rhames brinda el toque emocional; y Rebecca Ferguson la historia de amor. Y la adición de Henry Cavill y su bigote a esta misión, fue una muy buena idea. 

Misión: Imposible - Repercusión es una gran película de acción que podrán disfrutar tanto los fanáticos de la saga, como los que nunca han visto una de sus entregas. Te recomiendo verla en IMAX.

Back to Top