'Dark': ¿Qué hay detrás de los estresantes sonidos de la serie de Netflix?
Por Cristina Ibañez — 29 jun. 2020 a las 19:00
facebook Tweet

Los sonidos que acompañan a las luces parpadeando o a los viajes en el tiempo a lo largo de tres temporadas, se inspiraron en objetos todavía más extraños que la misma trama.

La temporada 3 de Dark se estrenó justo el día en que la trama pronosticaba el fin del mundo. La serie creada por Baran Bo Odar Jantje Friese, y protagonizada por Louis Hofmann y Lisa Vicari, se ha convertido en una de las más popuales de Netflix, pues su enredada narrativa combina elementos de filosofía, la física cuántica y la religión en medio de dramas familaires. Pero más allá de los confusos árboles genealógicos y la forma en que los personajes se pierden en el tiempo y el espacio, hay un elemento clave que le otorga a la trama toneladas de suspenso e incomodidad: el sonido.

Alexander Würt, editor de sonido, es la mente maestra detrás del sonido, el cual termina convirtiéndose en un personaje más de la serie, pues desde la primera vez que leyó el guion, entendió que sucesos como las luces parpadeando en la casa de Hannah (Maja Schöne) y Michael Kranwald (Sebastian Rudolph) o el Apocalipsis llegando por culpa de Charlotte (Karoline Eichhorn) y Elisabeth (Sandra Borgmann), tenían que ser acompañados por sonidos que oscilaran entre lo de paranormal y lo real para enredar a los espectadores en una atmósfera estresante.

 

Si realmente prestaron atención a cada episodio de las tres temporadas, seguro se percataron de que el sonido de tic-tac anunciaba que la trama se estaba trasladando a otra época, como cuando la trama se intercalaba entre el 2019 con la desaparición de Mikkel (Daan Lennard Liebrenz) y 1986 con Ulrich (Oliver Masucci) buscando a su hijo.

Pero eso no es todo, cuando se desarrollaba una escena dentro de la planta nuclear protagonizada por Claudia (Lisa Kreuzer) o Aleksander Tiedemann (Peter Benedict), se escuchaba ruido como de aire acondicionado para otorgar una sensación de frialdad al ambiente, mientras que para la máquina del tiempo, Würt se inspiró en el sonido de un papel siendo rasgado para acompañar a los engranes moviéndose.

Queda claro que esta producción original de Netflix no quiso profundizar en la ciencia ficción pero sí mantiene un ambiente de suspenso constante con ayuda del sonido, el cual siempre nos indica que hay algo mal ocurriendo.

facebook Tweet
Te puede interesar
Te recomendamos
Back to Top