Mi cuenta
    El exorcismo de Carmen Farías
    Críticas
    2,0
    Pasable
    El exorcismo de Carmen Farías

    Falla en el intento de ser una película de terror para el recuerdo

    por Octavio Alfaro

    Varias actrices han incursionado al cine de terror, dejándose atraer por propuestas que buscan generar tensión y sustos en el espectador. Ya lo hizo Diana Bovio en su momento y hace poco Fernanda Castillo también, sin embargo, ahora fue turno de Camila Sodi, quien protagoniza El exorcismo de Carmen Farías, la cual originalmente se iba a estrenar en cines desde el año pasado, pero sufrió de retraso por el cierre obligado de las salas. Ahora que por fin está en cartelera hablemos de lo bueno y lo malo de la cinta, todo esto sin spoilers, así que puedes leer sin temor.

    UNA HISTORIA SIN RUMBO


    El exorcismo de Carmen Farías
     presenta una historia relativamente cotidiana que se transforma en algo sobrenatural. La protagonista, quien le da el título a la cinta, se convierte en heredera de la casa de su abuela, así que junto a su pareja deciden pasar algunos días en aquel lugar. Poco a poco la chica comienza a descubrir oscuros secretos sobre sus ancestros, mientras a la par experimenta sucesos fuera de lo normal capaces de sacarla de su zona de confort y cada vez presentes con mayor frecuencia.


    Camila Sodi protagoniza 'El exorcismo de Carmen Farías'.


    El problema de este apartado es que nunca se siente el rumbo de la historia, es decir, Carmen encuentra caminos que la llevan a descubrir ciertas cosas por mera casualidad. Es verdad que la vida funciona de cierta manera sobre esa línea, pero como espectador de una película lo que buscas es saber desde el comienzo qué pretende la historia o hacia dónde quiere llegar y sin este ingrediente presente es difícil conectar, orillando a que el aburrimiento aparezca inevitablemente, sobre todo en momentos específicos en los cuales no sucede realmente nada importante.

    LAS ACTUACIONES PRINCIPALES

    El exorcismo de Carmen Farías prácticamente es puro Camila Sodi; a pesar de tener a su interés amoroso en la película, encarnado por Juan Pablo Castañeda, siempre tiene una excusa para no estar presente e las escenas. En la recta final aparece el personaje de Juan Carlos Colombo, pero es innegable que el peso de este título corre a cargo de la actriz y se convierte en el imán de cartelera para que tanto su base de seguidores como público casual al menos se acerquen a las marquesinas a ver en qué proyecto se involucra la intérprete que estuvo en Luis Miguel: La serie.


     




    Sin embargo, es difícil empatizar con Carmen, ya que prácticamente siempre está en un estado de ánimo frío y tenso. Además, las secuencias de terror no son el fuerte de Sodi, ni tampoco las que tienen que ver con una fuerte impresión emocional. Incursionar en el terror no es algo que sea sencillo, por lo que es entendible esta parte en el ramo histriónico. Orillar a las emociones a transitar en un rango lúgubre, que da escalofríos y hasta cierto punto de pesimismo no es para nada sencillo, por lo que cuando se encuentra a alguien que pueda hacer todo esto y conectar con la audiencia es toda una joya (¿verdad, Vera Farmiga?).

    ¿HAY MUCHO TERROR?

    Y no podemos dejar de hablar del lado tenebroso de El exorcismo de Carmen Farías, ya que prácticamente es nulo. El famoso jump scare con el que las películas aprovechan para asustar al público con sonidos fuertes y de golpe no son una constante en esta cinta, así que quizá las personas en busca de estos momentos quedarán decepcionadas al no experimentar de esto. La parte relacionada con exorcismos tampoco es un ingrediente que sorprenda, de hecho, se siente muy cliché el tema.


    'El exorcismo de Carmen Farías' se iba a estrenar en 2020.



    Con todo lo que mencionamos, El exorcismo de Carmen Farías falla en el intento de ser una película de terror para el recuerdo. La trama no es consistente y las actuaciones distan de ser memorables. Es posible que a lo largo de la trama caigas en los bostezos o cierta desesperación, ya que prácticamente transitas a ciegas mientras se desarrolla la historia. Eso sí, en el final de la cinta hay un guiño que deja abierta la posibilidad para una secuela, por lo que incluso el universo que quiere generar es título podría expandirse si resulta un éxito. No sería raro que en el cine o en plataformas de streaming esta producción pueda encontrar una nueva vida.

    Comentarios

    Mostrar comentarios
    Back to Top