Calificar películas
Mi SensaCine
    Muere Olivia de Havilland, la última estrella que sobrevivía de 'Lo que el viento se llevó'
    Por Octavio Alfaro — 26 jul. 2020 a las 12:14
    facebook Tweet

    Olivia de Havilland murió a los 104 años en su casa en París, dejando un legado tanto dentro como fuera de la pantalla grande, ya que además de sus memorables papeles, también hizo cosas importantes para la forma en que trabajan los actores.

    Olivia de Havilland, actriz dos veces ganadora del Oscar por To Each His Own y The Heiress, ha fallecido a los 104 años, así ha informado la publicista Lisa Goldberg. La intérprete era la última estrella sobreviviente de la famosa película: Lo que el viento se llevó, cinta por la que obtuvo su primera nominación a los Premios de la Academia por su papel de Melanie Hamilton. De acuerdo con lo declarado, Olivia murió pacíficamente mientras dormía en su casa de París, donde vivió durante más de 60 años.

    Pero la historia de Olivia de Havilland no solamente permeó en la pantalla grande, sino también en la vida real, ya que después de haber interpretado a uno de sus primeros personajes en su carrera en 1935 con El capitán Blood, a la actriz la encasillaron en el papel de la chica que debía esperar a que el héroe de la película la salvara, por lo que aburrida de esto, decidió llevar a Warner Bros. a los tribunales alegando que el estudio quería extender su contrato por siete años más debido a que estaba rechazando varios papeles. Para sorpresa de muchos, Olivia ganó la batalla legal, dando paso así a la Ley de Havilland, un hecho histórico.

     

    De Havilland estelarizó junto con Errol Flynn ocho películas entre 1935 y 1941, entre ellas The Adventures of Robin Hood, The Private Lives of Elizabeth and Essex, y más, una mancuerna que rindió muchos frutos, pero de la que Olivia se cansó justo por tener siempre el mismo papel, mientras que ella quería retos en su carrera e interpretar a personajes mucho más profundos que la típica chica en peligro.

    Muere Ian Holm, el Bilbo Baggins de 'El señor de los anillos', a los 88 años

    Después de la ley y quitarse de encima la etiqueta de sus papeles, la carrera de Olivia cobró nueva vida y le dieron papeles principales en los que destacó, como su interpretación en To Each His Own (que le valió el Oscar), en la que tenía el rol de una madre que buscada por todos los medios recuperar a su hijo que dio en adopción. En 1950, con The Heiress obtuvo su segundo Oscar, por su papel de una chica controlada por su padre y que también debe lidiar con la traición de su amante.

    Por otro lado y antes del pleito legal, De Havilland obtuvo su papel en Lo que el viento se llevó de una forma peculiar, ya que tras pedírselo encarecidamente al productor Jack Warner, él se negó rotundamente, por lo que Olivia llamó a su esposa para que la apoyara y fue así que le dieron el rol en la cinta. Toda una anécdota para una actriz que se convirtió en una estrella dentro y fuera de la pantalla grande.

    Descanse en paz Olivia de Havilland.

    facebook Tweet
    Te puede interesar
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top