Mi cuenta
    'A Fat Wreck: A Punk-u-mentary’: 5 razones por las que vale la pena ver la película
    Por Jorge González — 23 may. 2021 a las 10:00

    Las joyas que uno descubre haciendo scrolling por Amazon Prime Video puede ser del tamaño de ‘A Fat Wreck: A Punk-u-mentary’, la historia del surgimiento del sello de punk rock californiano Fat Wreck Chords. Te damos razones para verla.

    Se cumplen cinco años del estreno de un documental que, siendo fiel a su propia naturaleza underground, sólo puede ser descubierto en los rincones más recónditos de Amazon Prime Video, A Fat Wreck: The Punk-u-mentary, la historia de la discográfica de punk rock más importante en la escena mundial, liderada por el controversial Fat Mike y su ex esposa Erin Burkett; un filme independiente que vale oro por la nostalgia, anécdotas, su espíritu de protesta y la confirmación de que el punk jamás ha muerto. Si les gustaron documentales como Joe Strummer: The Future is Written, Asesinato en primera fila y What Drives Us, disponibles en la misma plataforma, es posible que este sea para ti, te dejamos algunas razones para revivir el espíritu rebelde en tu interior y actualizar tu playlist.

    1. FELICES 30 AÑOS, FAT WRECK CHORDS

    La ideología punk de Fat Mike, vocal de NOFX, siempre fue “no hace falta que seas bueno, sólo tiene que gustarte”. Como nadie quería editarles su primer álbum, por malo, comenzó en 1991 su propia discográfica Fat Wreck Chords con 20 mil dólares que le prestó su papá, la mejor inversión porque la compañía sigue y ha sido hogar de bandas muy bien conocidas en México: Lagwagon, No Use For A Name, Face to Face, Propagandhi, Strung Out, Rise Against, Rancid, por mencionar la primera generación.

     

    Pese a ser dirigida por un músico que se la pasa borracho en las entrevistas y le late consumir lo que le pongan, es el único dueño de una disquera con fama de pagar en tiempo y forma a todos sus empleados, algo reconocido por Alejandra Caballero, publirrelacionista mexicana que ha hecho promoción del sello en este país, “Eso es cierto, y son súper chidos. En diciembre de 2019 me invitaron a California a un show y son bien chambeadores. Siempre ofrecen el catálogo completo a promotores mexicanos para que puedan venir sus bandas a tocar”, compartió a este portal.

    'Yesterday' y 10 películas con música que amarás
    'A Fat Wreck: The Punk-u-mentary' está disponible en Amazon Prime Video.

    2. UN DOCUMENTAL FINANCIADO POR FANS

    En 2014 decidieron celebrar sus 25 años con la producción de esta película (aunque después se dieron cuenta que sus verdaderas bodas de plata eran en 2016, da igual, son punks) y abrieron un fondeo para recibir apoyo de los fans y finalizarla, la respuesta fue tremenda y recaudaron más de 641 mil dólares. Además del documental, que incluye escenas con marionetas de los músicos involucrados, animación y música original, los donadores recibieron recompensas como vinilos, playeras y sudaderas de edición limitada.

    Público en aniversario de Fat Wreck Chords.

    3. HOMENAJE PÓSTUMO A TONY SLY

    El cantante de No Use for a Name, Tony Sly, murió dormido el 31 de julio y esta cinta tuvo una dedicatoria especial para él, recordando tardes de golf, su depresión, la soledad que lo invadía por estar lejos de casa y testimonios sobre cómo sus letras tuvieron el potencial para ocupar portadas de Rolling Stone. Dato curioso, Chris Schifflet, guitarrista de los Foo Fighters, comparte sus recuerdos y, aunque ya está en una banda de escala global, se rehúsa a olvidar sus cuatro años como punk rocker en No Use for A Name.

    'A Fat Wreck: The Punk-u-mentary' tiene una dedicatoria a Tony Sly.

    4. PUNK CONTRA GEORGE BUSH

    En 2004, Fat Mike creó el movimiento Rock Against Bush en el que llamaba a la juventud a votar por John Kerry y no por George W. Bush, un hombre con una política armamentista. Esta campaña alternativa alcanzó escala mediática al grado de llevar a su abanderado por varios de los programas estelares de noticias para explicar las razones por las cuales Kerry era el candidato ideal, terrible error, al menos a los ojos del grupo canadiense Propagandhi, quien se fue contra el dueño y editor de su primer disco por este hecho contradictorio a la ideología punk, además su razones eran inmaduras, perdón, Mike, pero es cierto, ¡ningún punk votaría por un candidato sólo por haber sido parte de un grupo y snowboarder!

    Hay hasta marionetas en 'A Fat Wreck: The Punk-u-mentary'.

    5. ¿SERÁ BUENA IDEA DROGAR AL DUEÑO DE LA DISQUERA?

    “… sean responsables, y háganlo como yo: no consumí nada hasta los 30”, recomienda Fat Mike en su posición de padre de los pollitos y descubridor de muchas de las nuevas bandas, entre ellos Get Dead, artífices de la mayor broma al CEO de una compañía: como no quería seguir la fiesta con una botella de licor de maíz con sasafrás (una mezcla de éxtasis, LSD, ansiolíticos y ketamina), que compararon en Tijuana, ¿qué raro, no?, le echaron un poco en su cerveza y lo drogaron, ¡drogaron al maldito dueño de la compañía y siguen firmados! “Tienen agallas”, cuenta Mike. Por esto y muchas historias más vale la pena echarle ojo a A Fat Wreck: The Punk-u-mentary, ópera prima del documentalista Shaun Colón.

    facebook Tweet
    Te puede interesar
    Te recomendamos
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top