Mi cuenta
    10 controversias que generó la primera temporada de 'Emily in Paris' protagonizada por Lily Collins
    21 dic. 2021 a las 18:30
    Mim Silva
    Mim Silva
    -Redactora
    Comunicóloga especializada en Periodismo egresada de la UVM y Maestra en Arte Cinematográfico por parte del Centro de Cultura Casa Lammn.

    Con la segunda temporada de 'Emily in Paris' tocando la puerta de los estreno en Netflix, repasemos un poco las controversias que generaron sus primeros episodios, como aquella nominación a los Globos de Oro. Te contamos más, a continuación.

    Emily en París, una de las series más populares de la pandemia, está de regreso en Netflix con su segunda temporada. Los fanáticos de Lilly Collins y de esta historia rosa seguramente están encantado de ver los nuevos capítulos. No obstante, no todo ha sido miel sobre hojuelas en el paso de Emily por París, pues su primera temporada generó muchísimas controversias que, supuestamente, prometen no repetir en esta segunda vuelta. 

    En caso de que en la pandemia te la hayas pasado viendo Friends, Grey's Anatomy u otra serie larga que brinda algo de confort y no hayas visto la producción original de Netflix, te contamos de qué va. Emily se muda a París debido a que obtiene "un perfecto empleo" en el departamento de Marketing de una agencia francesa. Allá se da cuenta de que debe encontrar la manera de sobresalir pues "todos le hacen el fuchi", excepto su guapísimo vecino de quien queda prendada a primera vista, a pesar de que tiene novio. La premisa es muy Sex in the City: sobrevivir a una gran ciudad, triunfar en el trabajo y encontrar el amor. 

    'Emily in Paris': Todo lo que debes recordar de la primera temporada con Lilly Collins en Netflix

    Antes de empezar el conteo de las controversias que esta serie generó, añadimos que la serie fue duramente criticada por ser básica y sin profundidad en su narrativa, y de estar tan diluida que no le llega a los talones de la producción encabezada por Sarah Jessica Parker en los 90. Dicho lo anterior, comencemos con los problemas que viene arrastrando la pobre Emily.

    Clichés franceses

    La crítica y el público francés no quedaron nada contentos al ver que varios personajes natales de "la ciudad del amor" caen en los esteorotípos típicos de ser groseros, pedantes y de oler mal; y como si esto no fuera suficiente, ¡NADIE HABLA FRANCÉS! Todos se adaptan al lenguaje de la protagonista, a pesar de que ella es la extranjera. 

    Emily y su jefa en la serie de Netflix.

    Imagen errónea de Paris

    Siguiendo de la mano con el punto anterior, los franceses no están nada contentos con la representación de su población ni de su ciudad. Lo que vemos en pantalla es una exageración y un imaginativo escrito desde la perspctiva de guionistas estadounidenses, muy alejados de la realidad. Para sintetizarlo, es como cuando le ponen un efecto sepia a las películas o series para "dar a entender" que los personajes están en México, tal como pasó con Spectre

    Una experta sin ser experta

    Se nos dice que el personaje de la actriz de Espejito, Espejito es una master del marketing y la publicidad, por ello consigue dicho empleo. Tras su viaje a París, se comienza a convertir en una influencer con miles de seguidores. La incongruencia abunda, para empezar, si es una experta, ¿cómo es que sus redes sociales tienen números tan bajos? Y en segunda, el contenido genérico que postea no pasaría los estándares de los algoritmos actuales. Las selfies de tía que se toma no le traerían tantos seguidores aunque esté en París. Se nota que los guionistas no tienen idea de generación de contenido digital. 

    Estilo de vida poco realista

    Una cosa es que te manden a vivir a París y otra es que tengas a tu disposición un armario estilo Andy Saks para vestir increíblemente todos los días. En El diablo viste a la moda nos queda claro de dónde salen los outfits del personaje de Anne Hathaway; en cambio, con Emily, es absurdo que pueda ir con conjuntos de diseñador trabajando en una agencia. Y ni hablar de sus salidas parisinas que parecen más de turista que de alguien que vive ahí. Seamos realsitas, independizarse y cambiarse de ciudad implica comer algunas veces atún y no asomarte ni a la ventana para economizar. 

    Incongruencias en el personaje

    Nos intentaron vender la idea de que Emily es lo suficientemente independiente y segura como para dejar al "amor de su vida", en Estados Unidos, para seguir el trabajo de sus sueños. Algo que Rachel (Jennifer Aniston) no pudo hacer en Friends. No obstante, no se salen de esta narrativa de que, de una manera u otra, es una damisela en apuros que debe ser salvada por un guapo chef. 

    Lilly Collins y Lucas Bravo en Emily en París.

    Estadounidense que salva el día

    Con todo lo malo que tiene Emily, al ser la protagonista, goza de una posición privilegiada en la que siempre se sale con la suya y llega a enseñar a los franceses cómo hacer su trabajo, cómo comunicarse y cómo relacionarse... ¡la osadía! Y no lo decimos nostros, sino medios especializados de Francia como PremiereSens Critique y AlloCiné.

    Falta de diversidad

    Dejando en paz a la pobre Emily, un problema que les debería acongojar más es el hecho de que la serie sigue siendo "muy blanca". OK, sí tiene un personaje de color y es gay, una asiática (Ashley Park) y una mujer liderando una compañía. Para ser una producción de 2020, sigue sin pasar el test de inclusión, pues todos los personajes importantes son blancos. 

    Falta de diversidad en 'Emily in Paris'

    No le dieron crédito a una de las guionistas

    De acuerdo con E!, Deborah Copaken declaró que Darren Star, creador de la serie, no le dio el crédito por la idea principal. Sus declaraciones fueron que ella escribió la premisa puesto que está basada en sus años viviendo en París, y que el personaje de Lucas Bravo está inspirado en uno de sus amigos. La oficina de Star declaró que estas acusaciones son falsas. 

    Nominación a los Globos de Oro

    Mientras que Emily en Paris dividió a la audiencia en redes sociales, a Netflix terminó por no importarle nada de lo anterior después de que obtuviera no una, sino dos nominaciones a los Globos de Oro, en las categorías de Mejor serie de comedia y Mejor actriz. 

    Predecible

    Cualquiera que haya visto una sola película romántica sabía para dónde va la trama de la serie, desde el primer episodio. Los críticos, en general (no sólo los franceces), se le fueron encima al ser tan predecible, básica y obvia. Por eso resonó tanto la furia cuando la nominaron a los Globos de Oro y la pusieron a lado de otras grandes producciones, como Fleabag

    Con todo y sus controversias, Netflix sigue confiando en este proyecto y estrenará la segunda temporada este 22 de diciembre, ¿la verás? 

    Emily en París
    Emily en París
    Fecha de estreno 2 de octubre de 2020 | mins
    Series : Emily en París
    Con Lily Collins, Philippine Leroy-Beaulieu, Lucas Bravo, Ashley Park, Lucas Bravo
    Usuarios
    3,0
    Streaming
    facebook Tweet
    Te puede interesar
    Comentarios
    Mostrar comentarios
    Back to Top